Scones de cerezas y yogur griego. Receta para un buen desayuno veraniego

Los scones son una especialidad británica a medio camino entre panecillo, bollo y galleta, típico para acompañar la hora del té tradicional de la tarde. A mí me gustan mucho para desayunar, sobre todo si me levanto con ganas de hornearlos a primera hora para disfrutarlos una mañana de domingo en casa. Estos scones de cerezas y yogur griego son facilísimos de hacer y una manera estupenda de comenzar el día o reponer fuerzas en la merienda.

Lo importante es tener la mantequilla y el yogur muy fríos, para conseguir la típica textura de esta masa. No son muy dulces porque normalmente se abren por la mitad y se rellenan distintos ingredientes, y por eso me parecen perfectos para primera hora de la jornada. Las cerezas aportan un toque de sabor estupendo y creo que la próxima vez añadiré unas almendras por encima.

Ingredientes para unos 8-10 scones

  • 225 g de harina de repostería, 3 cucharaditas de levadura química (impulsor), una pizca de sal, 50 g de mantequilla fría, 50 g de azúcar moreno, 1/4 cucharadia de esencia de vainilla, 125 ml de yogur griego natural, un puñado de cerezas, 1 huevo y azúcar extra.

Cómo hacer scones de cerezas y yogur griego

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja engrasándola o cubriéndola con papel sulfurizado. Disponer en un cuenco la harina con la levadura y la sal, mezclar y añadir la mantequilla fría cortada en cubitos.

Trabajar los ingredientes con las manos limpias, estrujando bien para integrar la mantequilla. Echar el azúcar, el yogur griego y la vainilla, y mezclar bien hasta tener una masa más o menos homogénea. Agregar las cerezas troceadas e integrarlas en la masa.

Echar la masa sobre una superficie limpia ligeramente enharinada y compactar con las manos. Estirar con un rodillo hasta dejar dos centímetros de grosor y recortar los scones usando un vaso o un cortador de galletas redondo. Pintar con el huevo batido, añadir azúcar moreno por encima y hornear durante unos 15-18 minutos, hasta que estén bien dorados.

Scones de Cerezas. Pasos

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Los scones de cerezas y yogur griego están más ricos recién hechos, enfriados sobre una rejilla o templados. Son ideales para el desayuno o la hora del té, acompañados de mantequilla, nata espesa, mermelada o un poco de miel. Se pueden congelar perfectamente una vez fríos.

En Cocinaderecetas | Mini scones con cobertura de parmesano y sésamo. Receta con thermomix
En Cocinaderecetas | Schiacciata de cerezas. Receta de panadería