Saltar al contenido

Roscón de Reyes de un solo levado: esta sí que es la receta más rápida y fácil (con vídeo incluido)

8 enero, 2020

Introducimos la harina en un recipiente amplio y hacemos un hueco en el centro. Añadimos el azúcar, la levadura disuelta en el agua templada, el ron, la leche, la ralladura de naranja, el agua de azahar y la mantequilla. Removemos.

Añadimos uno de los huevos, una pizca de sal y mezclamos. Cuando no podamos manejar más la masa, la pasamos a la mesa y amasamos durante unos minutos. Es una masa ligeramente pegajosa, pero se vuelve sedosa y elástica durante el amasado. No hace falta añadir más harina.

Boleamos la masa, abrimos un agujero en el centro y la hacemos rodar para que se abra y adquiera forma de roscón. Lo colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal, cubrimos con un trapo limpio, y dejamos levar en un sitio cálido durante, al menos, una hora.

Cuando el roscón doblado su volumen, batimos el huevo y pincelamos la superficie. Decoramos con fruta escarchada, almendra laminada y azúcar perlado o como más os guste. Cocemos en el horno, precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo, durante 15-20 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Atemperamos ligeramente antes de servir.