Quinua roja con rúcula, parmesano y limón


Aunque en España apenas se conocen, hay muchas variedades de quinua, una de las que se pueden encontrar además de la blanca es la quinua roja, aunque tampoco es la más habitual. Nosotros compramos esta quinua en una tienda de productos ecológicos de nuestra localidad, y hay que decir que no es un alimento barato en los países a los que se exporta, quizá porque está de moda como un superalimento, pues proporciona todos los aminoácidos esenciales, además aporta proteínas, oligoelementos y vitaminas, y no contiene gluten.

Una de las recetas que nos gusta hacer con este pseudocereal es la que hoy compartimos con vosotros, es muy fácil de elaborar y además es nutritiva, saludable y sabrosa, es Quinua roja con rúcula, parmesano y limón. La combinación de sabores es exquisita y la textura que tiene la quinua es muy especial, y también está muy bien combinada con el resto de ingredientes, así que os recomendamos probarla.

Ingredientes (4 comensales)

200 gramos de quinua roja, 1 diente de ajo, 80 gramos de rúcula, 120 gramos de queso parmesano en una pieza, 8-10 tallos de cebollino, un puñado de piñones, pimienta negra recién molida, piel rallada de un limón, aceite de oliva virgen extra,, sal.

Elaboración

Pon en una olla 600 gramos de agua y llévalo al fuego, añade un poco de sal. Cuando rompa a hervir incorpora la quinua, deja que recupere la temperatura y baja el fuego al mínimo, tapa la olla y cuece durante aproximadamente media hora, hasta que la quinua esté tierna.

Cuando la quinua esté cocida continúa con la elaboración, pela el ajo y pícalo bien fino, pon una sartén amplia a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y añade el ajo para que se dore ligeramente, entonces incorpora la quinua cocida y la mitad de la rúcula. Rehoga un minuto y retira del fuego.

Quinua roja con rúcula, parmesano y limón

Corta el queso parmesano en lascas con ayuda de un pelador de vegetales, corta el cebollino con unas tijeras no excesivamente fino, y los piñones tuéstalos ligeramente en una sartén sin engrasar, a temperatura media y moviéndolos a menudo para que no se quemen.

Acabado y presentación

Dispón en los platos la rúcula fresca, dejando un hueco en el centro para servir la quinua con rúcula rehogada. A continuación reparte las lascas de queso rompiéndolas con las manos, reparte también el cebollino y los piñones tostados.

Para terminar, condimenta con un poco de pimienta negra recién molida, la piel rallada de limón y un hilo de aceite de oliva virgen extra. Sirve enseguida, caliente, y a disfrutar. ¡Buen provecho!