Pastel jugoso de chocolate, avellana y almendra sin harina. Receta sin gluten

Cuando se va acercando el fin de semana siempre se avivan dentro de mí las ganas de hornear algo dulce. Y si ha sido una semana especialmente agotadora, lo que más me apetece es algo chocolatoso, bien intenso de sabor. Este pastel jugoso de chocolate, avellana y almendra sin harina responde perfectamente a esas características, con su miga ligeramente húmeda pero esponjosa, y su profundo aroma a cacao, sin empalagar.

Es un postre sin gluten porque sustituimos cualquier harina de cereal por frutos secos, esta vez combinando avellana y almendra molida para darle matices diferentes a la miga. El tamaño no es muy grande, perfecto para compartir durante el fin de semana en pareja o para servirlo con invitados a tomar café sin que haya riesgos de sobras. Es importante controlar mucho el tiempo de cocción, ya que buscamos un interior ligeramente húmedo, pero no pegajoso.

Ingredientes

  • 125 g de chocolate negro de buena calidad, 80 g de mantequilla sin sal, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla, 75 g de azúcar, 3 huevos L, 40 g de avellana molida, 40 g de almendra molida, 2 cucharadas de cacao puro en polvo sin azúcar, 1/4 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de café descafeinado en polvo, azúcar glasé.

Cómo hacer pastel jugoso de chocolate, avellana y almendra sin harina

Precalentar el horno a 175ºC y engrasar o cubrir con papel sulfurizado un molde redondo de 18-20 cm de diámetro. Trocear la mantequilla y el chocolate y colocar en un cazo. Derretir a fuego lento, añadir la vainilla y mezclar bien. Dejar enfriar ligeramente.

Disponer los huevos con el azúcar en un recipiente y batir con batidora de varillas durante, al menos, 4-5 minutos. Tiene que quedar una masa muy esponjosa de color pálido. Tamizar encima la avellana molida, la almendra molida, el cacao, el café y la sal. Incorporar con una espátula o lengüeta, con movimientos suaves envolventes.

Añadir el chocolate derretido con la mantequilla y combinar hasta tener una masa homogénea. Llenar el molde, igualando la superficie, y hornear durante unos 25-30 minutos, girando pasados 15 minutos para que sea una cocción homogénea. Hay que procurar no pasarse de tiempo, mejor quedarse cortos que excederse.

Esperar un poco fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con abundante azúcar glasé tamizado.

Pastel jugoso de chocolate, avellana y almendra sin harina. Pasos

Tiempo de elaboración | 50 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Este pastel jugoso de chocolate, avellana y almendra sin harina es perfecto para servir de postre con un poco de fruta fresca, nata o helado, o simplemente a la hora del café o incluso para un capricho de desayuno. Aguanta bien algunos días si se guarda envuelto en plástico film o papel de aluminio, aunque si hace ya algo de calor mejor tenerlo en la nevera, aunque entonces su textura puede cambiar. Pero seguirá estando delicioso.

En Cocinaderecetas | Cómo hacer cookies sin gluten
En Cocinaderecetas | Magdalenas de nata, espelta y anís. Receta para desayunos y meriendas con el sabor de siempre