Pastas de almendra con cardamomo y azahar. Receta del delicioso mazapán judío-iraquí

Asociamos el mazapán con la Navidad pero es un dulce tradicional que se remonta a muchos siglos atrás, con especialidades repartidas por muchas regiones bañadas por el Mediterráneo. A mí me encanta el sabor puro de la almendra en pequeños bocados dulces, y esas pastas de almendra con cardamomo y azahar no defraudan.

La receta proviene de la familia de Samantha Ellis, escritora afincada en Londres de familia judío-iraquí. El masafan es el mazapán de tradición judía, con una textura un poco más de galleta, y una forma rústica pero que a mí me encandiló en cuanto me encontré con la receta en la red. Aromatizadas con un poco de azahar y cardamomo, son absolutamente deliciosas.

Ingredientes

  • 60 g de claras de huevo (aproximadamente 2 claras L), 200 g de azúcar, 200 g de almendra molida, 1 pizca de sal, 1 cucharadita de agua de azahar, 1/4 cucharadita de cardamomo molido, almendras o pistachos para decorar.

Cómo hacer pastas de almendra con cardamomo y azahar o mazapán judío iraquí

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado o engrasándola bien. Disponer las claras de huevo en un recipiente mediano y batirlas un poco hasta que espumen. Añadir la almendra molida, el azúcar, una pizca de sal, el agua de azahar y el cardamomo molido.

Mezclar todos los ingredientes hasta tener una masa homogénea, maleable y lisa. Llenar un cuenco con agua limpia y aromatizar con un poco de azahar. Con las manos húmedas en esta mezcla, tomar porciones de masa, formar bolitas y luego dar forma de cilindro. Pinchar el extremo superior para formar una especie de estrella.

Distribuir en la bandeja y decorar colocando una porción de almendra o pistacho en el extremo de cada pasta. Hornear hasta que empiecen a dorarse, unos 8 minutos. Dejar enfriar completamente antes de servir.

Pastas de Mazapan. Pasos

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Estas pastas de almendra con cardamomo y azahar son un bocado dulce irresistible sobre todo para los que disfruten del mazapán y el sabor de los postres con almendra. Me parecen ideales para servir con el té o el café de media tarde, y además aportan mucha energía para el resto de la jornada.

En Cocinaderecetas | Cómo hacer cookies sin gluten
En Cocinaderecetas | Galletas glaseadas de naranja y copos de avena. Receta