Ñoquis con salsa gorgonzola y albahaca


Aunque hemos compartido con vosotros varias recetas de ñoquis con salsa de queso (y otros muy diferentes), si os gusta este tipo de platos no deje de consultar el recetario de Gastronomía y Cía porque seguiremos incorporando nuevos platos. Es un entrante que resulta delicioso y además es fácil de hacer una vez que tienes los ñoquis hechos, y mucho más si los comprar preparados, hay algunos que están bien. Ahora bien, también hay que decir que es un plato energético.

Hoy os traemos la receta de Ñoquis con salsa gorgonzola y albahaca , ya sabéis que este tipo de queso pertenece a la familia de los azules, pero resulta suave y algo dulce (si se elige esta variedad, también está el picante), y aún más al combinarlo con otros lácteos. A continuación os explicamos cómo hacemos esta sencilla receta de ñoquis con gorgonzola aromatizados con albahaca y un poco de almendra tostada.

Ingredientes (4 comensales)

600 gramos de ñoquis , 200 gramos de queso Gorgonzola , 100 gramos de nata líquida para cocinar , 50 gramos de leche , 2 ramitas de albahaca , c / n de pimienta negra recién molida , c / n de sal , 40 gramos de almendra picada .

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer los ñoquis, cuando rompa a hervir añade sal y luego los ñoquis, estarán cocidos una vez que vayan subiendo a la superficie de la olla, entonces podrás retirarlos y pasarlo directamente, escurriéndolos previamente, la salsa de queso gorgonzola.

Prepara una sartén o cazuela baja para hacer la salsa, trocea el queso y ponlo con la nata líquida y con la leche en la cacerola, una pizca de sal y pimienta recién molida al gusto, así como unas hojas de albahaca, reservando otros para servirlas frescas en el emplatado. Lleva la cazuela al fuego a temperatura media para que el queso se vaya derritiendo lentamente, mientras vas moviendo de vez en cuando con la espátula.

Ñoquis con salsa gorgonzola y albahaca

Mientras tanto, pone una sartén sin engrasar a calentar para tostar la almendra picada, hazlo a fuego medio para que no se queme y que se tueste de forma homogénea. Cuando la almendra esté dorada incorporar a la salsa de queso gorgonzola.

Una vez que la salsa de queso sea homogénea (salvando los trocitos de almendra y las hojas de albahaca) y cremosa, incorpora los ñoquis acabados de cobre y bien escurridos, mezcla bien.

Emplatado

Sirve los ñoquis con salsa de queso gorgonzola inmediatamente, ya que este tipo de salsas es de las que se siguen espesando y secando con el reposo. Termina con unas hojas pequeñas de albahaca fresca y con un golpe de pimienta negra recién molida. Buen provecho!