Ñoquis con salmón y alga nori


Los ñoquis o gnocchi son una buena base para hacer un plato original, sabroso y nutritivo, se trata de una elaboración de patata, uno de los alimentos básicos de nuestra alimentación, y nos permite acompañarlo con todo tipo de alimentos, aunque lo habitual puedan ser las salsas de queso y tomate, los productos cárnicos… os animamos a probar con la proteína marina y a incorporar ingredientes interesantes por sus propiedades nutricionales y que no son demasiado consumidos como son las algas, las denominadas ‘verduras’ del mar.

En las fotos podéis ver un plato de Ñoquis con salmón y alga nori que además de ser muy rápido y fácil de hacer, resulta muy sabroso. La combinación de estos ingredientes principales con unas huevas de arenque ahumadas, con un poco de cebollino y aceite de sésamo, conquistará a los paladares más exigentes, probadlo y nos comentáis.

Ingredientes (4 comensales)

5 gramos de copos de alga nori deshidratados, 500 gramos de ñoquis, 200 gramos de salmón ahumado, 1 c/s de huevas de arenque ahumado, 3 tallos de cebollino, c/n de aceite de sésamo, c/n de aceite de oliva virgen extra, c/n de sal.

Elaboración

En primer lugar pon los copos de alga nori deshidratados en un recipiente con abundante agua para que se rehidraten, en cinco minutos estarán listos, bastará con escurrirlos bien y reservar.

Pon una olla con abundante agua a calentar, cuando rompa a hervir añade sal y a continuación los ñoquis. A medida que éstos vayan saliendo a flote, ve retirándolos con la espumadera, bien escurridos.

Ñoquis con salmón y alga nori

Una vez que tengas todos los ñoquis hechos (es cuestión de pocos minutos), aderézalos con un poco de aceite de oliva virgen extra y muévelos para que se embadurnen, de modo que no se peguen, no se sequen y tomen su sabor.

Corta el salmón en tiras de algo menos de un dedo de grosor, prepara las huevas de arenque para añadir antes de servir, y el cebollino, picándolo no muy fino.

Acabado y presentación

Añade los copos de alga bien escurridos a los ñoquis y mezcla bien, repártelos en los platos. Reparte también las tiras de salmón ahumado, las huevas de arenque y el cebollino. Termina aderezando con un hilo de aceite de sésamo y sirve enseguida, ¡buen provecho!