Merienda de pan con chocolate. Receta de toda la vida con vuelta de tuerca

Si había una merienda por la que suspiraba cuando era niña, esa era el pan con chocolate. Aparecía de vez en cuando, menos de lo que yo deseaba, pero un día a la semana caía. Si o si. Entonces yo era la niña más feliz del mundo y un trozo de pan con cuatro onzas de chocolate eran todo lo que necesitaba.

Ahora las cosas han cambiado y las meriendas están protagonizadas por bollos industriales, chucherías y otros productos poco saludables. Yo me resisto a aceptar que la situación haya cambiado y reivindico la merienda de toda la vida, el pan con chocolate, que viene con una vuelta de tuerca. Un bocado que siempre triunfará.

Ingredientes para cuatro personas

  • Media barra de pan, 55 g de chocolate negro para postres, 20 g de nata líquida, 10 g de mantequilla, aceite de oliva virgen extra y sal en escamas.

Cómo hacer merienda de pan con chocolate

Cortamos la barra de pan en ocho rebanadas de, aproximadamente, un centímetro de grosor. Las colocamos sobre una bandeja de horno y las tostamos ligeramente bajo el gril, volteando en mitad del proceso. No queremos que se doren, solo que se sequen y queden crujientes.

Fundimos el chocolate, en pequeños trozos, junto con la nata líquida, en el microondas. Le damos golpes de calor cortos para que no se queme y removemos entre cada golpe de calor. Cuando el chocolate esté fundido, incorporamos la mantequilla, removemos y dejamos enfriar.

Por último, montamos nuestra merienda de pan con chocolate. Para ello cubrimos cada rebanada de pan tostado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, untamos con la crema de chocolate y espolvoreamos con escamas de sal. Decoramos con nata montada o chantilly y fresas, cerezas u otros frutos rojos.

Collagepanconchocolate 1024 Ma

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Aunque haya llamado a esta receta merienda de pan con chocolate, lo cierto es que no hay que limitarla a ese momento. Es un postre estupendo, sobre todo si se presenta decorado como en la imagen. El contraste entre el crujiente del pan y la suavidad del chocolate y la nata es fabuloso, así como el punto que le aporta la sal en escamas.

En Directo al paladar | Receta de brazo de patata, atún, pimiento y tomate. Homenaje a la cocina de mi familia
En Directo al paladar | Bizcochitos de cacao y vino tinto. Receta para una merendola