Gambas al horno con soja y jengibre


Las gambas al ajillo, al Jerez, al cava, con ajo y perejil… están riquísimas, de eso no hay duda, pero también podemos preparar estos crustáceos con otros aderezos y salsas que van a sorprender a los paladares más exigentes y sibaritas, los toques orientales siempre acompañan bien a pescados y mariscos, así que animaos a probar esta receta de Gambas al horno con soja y jengibre.

La elaboración es muy sencilla, simplemente hay que preparar un aderezo con salsa yakiniku, que como os hemos comentado en otras ocasiones se puede comprar hecha, o se puede hacer una variante casera con salsa de soja, mirin, sake, azúcar, sésamo, ajo, miso… además de jengibre fresco, ajo y aceite de oliva virgen extra. Esta salsa se reparte sobre las gambas y el resto lo hace el horno. ¿Os gustaría probarlo?

Ingredientes (4 comensales)

12 gambas o gambones, 6 gramos de jengibre fresco rallado, 2 dientes de ajo grandes, 25 gramos de salsa yakiniku, 20 gramos de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, unas hojas de perejil.

Elaboración

Precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Limpia y seca bien las gambas y ponlas en una bandeja apropiada para el horno. Sálalas ligeramente y reparte unas hojas de perejil, a continuación prepara el aderezo.

Ralla el jengibre en un cuenco y añade los ajos también rallados, unos ocho gramos. A continuación añade la salsa yakiniku o una mezcla de salsa de soja, sake, mirin y azúcar (la misma cantidad que de la salsa indicada) y el aceite de oliva virgen extra, bate para emulsionar.

Cubre los cuerpos de las gambas con este aderezo y añade unas semillas de sésamo blanco si lo deseas. Introduce la bandeja en el horno cuando haya alcanzado la temperatura, y hornea las gambas durante siete minutos.

Gambas al horno con soja y jengibre

El tiempo de cocción puede variar según el grosor de las gambas, en este caso hablamos de gambas grandes o gambones, en siete minutos quedan poco cocidas, muy jugosas y tiernas. Si se prefieren un poco más hechas se pueden dejar un par de minutos más.

Acabado y presentación

Una vez retirada la bandeja del horno procede a emplatar inmediatamente para servir y disfrutar de las gambas recién hechas, no necesitan nada para acompañar, aunque seguro que gustará mojar un poquito de pan en la salsa que quede en el plato. ¡Buen provecho!

Gambas al horno con soja y jengibreGambas al horno con soja y jengibreGambas al horno con soja y jengibreGambas al horno con soja y jengibre