Doce recetas de bizcocho sin mantequilla


Lo normal cuando un bizcocho se hace sin mantequilla es que lleve aceite, y en la mayoría de casos es aceite de girasol o similar, ya que aporta la materia grasa pero no proporciona sabor. El caso es que en la gastronomía española, principalmente en la repostería casera tradicional, ha sido más habitual utilizar aceite que mantequilla, y estas recetas son, además de auténticas delicias e historia de nuestra gastronomía, la base de las personas que no pueden o no quieren tomar mantequilla. Nosotros hacemos muchos bizcochos sin mantequilla, y como ejemplo os dejamos con una docena de recetas.

Vaya a encontrar bizcocho con frutas como la manzana o la naranja, con frutos secos como las nueces, las almendras o las avellanas, con chocolate, con avena, con miel … son 12 recetas de pan Bizcocho sin mantequilla que resultan muy fáciles de hacer y son un capricho goloso más que satisfactorio para cualquier desayuno o merienda.

A continuación pueden acceder a nuestras propuestas de bizcochos sin mantequilla , aunque en el bloque hay varias recetas más. La mayoría se hacen con aceite de girasol, pero también hay algunas con aceite de oliva virgen extra. No es necesario utilizar un aceite refinado para que sea más suave en sabor, la calidad está en el aceite de oliva virgen extra y la variedad de la aceituna marca diferentes intensidades, aromas y sabores en un aceite.

Por cierto, los que tengan intolerancia a la mantequilla, que tengan también en cuenta como engrasar el molde antes de verter la masa, aunque nosotros indicamos en estas recetas que se haga con mantequilla, en principio no han sido creadas por intolerantes, así que recuerde sustituir por otro grasa.

12 recetas de bizcocho sin mantequilla

La mayoría de bizcochos que se hacen sin mantequilla elaboran con aceite de girasol porque no aporta sabor, pero a veces se agradece y ensalza el bizcocho un aceite de oliva virgen extra que tenga un sabor suave, no hace falta que sea aceite refinado, la variedad de aceituna dice mucho y la calidad está en los virgen extra.

Bizcocho de aceite de oliva, romero y naranja: Este es un bizcocho con una personalidad, o toques de sabor y aromas excepcionales, no necesita nada más para satisfacer al paladar más goloso o al que adora los sabores naturales . Una delicia muy fácil de hacer, así que toma nota.

Bizcocho de limón con su glaseado: Este es como el clásico bizcocho cuatro cuartos, es decir, cuatro ingredientes en la misma proporción, por lo que sale un bizcocho perfecto, pero además añadimos jugo de limón y su glaseado, el mejor para los amantes de este cítrico.

Bizcocho rosca de manzana: Este bizcocho con forma de rosca es muy sencillo, tiene su toque de canela, es jugoso, esponjoso … no necesita más para deleitar a los más golosos.

Bizcocho de manzana, avena y miel: En los bizcochos podemos incorporar alimentos que están especialmente valorados por sus propiedades nutricionales, y en este caso son tres, la avena, la miel y la manzana son alimentos excepcionales, y aquí aportan sus virtudes a un bizcocho.

Bizcocho de limón y manzana: No hay duda de que la manzana es una de las frutas más recurridas y que más gustan dentro de un bizcocho, aún así hay mil y una formas diferentes de hacerlos, ¿lo habéis probado con lima? Está delicioso.

Bizcocho de plátano y maíz: El plátano es, quizás, una de las frutas que más gusta a niños y mayores, su presencia siempre es muy notable en cualquier elaboración por su particular sabor. Su combinación con la harina de maíz en este bizcocho hace que se sorprenda al paladar con un bocado extremadamente rico, además de esponjoso.

Doce recetas de bizcocho sin mantequilla

Coca de llanta: Aunque se conoce como torta, este dulce tradicional de la Comunidad Valenciana es un bizcocho, y ¡qué delicia!, Debes probarlo .

Bizcocho de jengibre y vino dulce: El jengibre fresco aporta un toque único a cualquier elaboración culinaria, los mismo en un bizcocho, nos gusta mucho más que el jengibre en polvo, y armoniza muy bien tanto con un vino dulce de naranja como son un zumo de este cítrico u otros, como el limón o la mandarina.

Bizcocho de anís con almendra y naranja confitada: Este bizcocho horneado en un molde de cake es ideal para tomar la merienda cualquier día de la semana en que se necesite un bocado dulce, con sabor a recuerdos, sabor de casa.

Bizcocho de suero de leche y avellanas: Este bizcocho lleva aceite de oliva virgen extra, además de una importante cantidad de suero de leche que hace que resulte muy jugoso, casi cremoso. No sólo está rico, sino que cuando se termina está deseando hacer otro igual.

Bizcocho de chocolate con glaseado de arándanos rojos: Este es un bizcocho de chocolate que hace las funciones de un pastel, es muy sencillo, muy fácil de hacer y está para chuparse los dedos.

Bizcocho de avena y nueces: Este bizcocho se elabora con harina de trigo y se incorpora la avena en formato de copos, con lo que sigue quedando un bizcocho esponjoso. Quizás tiene un aspecto un poco rústico, lo que le otorga mayor apariencia de bizcocho casero, y su sabor es realmente delicioso.

‘Feliz Semana !!!