Archivo de la categoría: Varios

como reducir la cantidad de sal en tu comida

¿Por qué es importante la gastronomía?

Comer es un placer. Esta máxima suele ser irrefutable: disfrutamos tanto de un buen plato gourmet como de una receta tradicional casera; ir a un restaurante forma parte de nuestro tiempo de ocio y comer entre amigos o rodeados por la familia, un evento social. La gastronomía va ligada a nuestro bienestar, pero a menudo no vamos más allá en el significado de este ámbito de la cultura que tantas alegrías nos proporciona.

Lo primero de todo que hay que tener en cuenta es que la gastronomía supone uno mayores exponentes de la variedad cultural de un país o de una región; a través de los diferentes productos y de las recetas tradicionales, no solamente descubrimos indicadores característicos de una zona concreta sino que, muy a menudo, estos son el resultado de una herencia cultural que se lleva poniendo en práctica durante generaciones, formando una parte imprescindible del acervo cultural. Esta variedad es, sin duda, uno de los aspectos que aportan mayor riqueza a un país, lo que nos lleva a otro punto imprescindible.

La gastronomía también implica el turismo; gente de todas partes acude ansiosa por descubrir cuáles son las especialidades culinarias de la región, abriendo la posibilidad de viajar con todos los sentidos, incluido con el gusto. El turismo gastronómico es una realidad que viene marcando tendencia desde hace ya años; la proximidad a esas zonas que resultan un exponente en la preparación de los productos estrella de un lugar es un valor que muchos visitantes tienen en cuenta a la hora de planificar sus viajes.

La cocina y los productos de una zona también son de gran importancia porque reflejan parte del estilo de vida que representa a la población. En España somos exponentes de la llamada dieta mediterránea, donde tienen un lugar clave alimentos tales como el aceite de oliva, tan beneficioso para nuestra salud, o la fruta, fuente de vitaminas imprescindibles para mantenernos en plena forma física, contribuyendo a un estilo de vida saludable y positivo, de la misma forma que crean una marca exportable con la que sentirnos identificados.

Por último, la gastronomía es tan importante porque constituye el modo de vida de todas aquellas personas dedicadas a la agricultura y a la ganadería, que se encargan de tratar con el máximo cuidado la producción de estos alimentos claves en nuestra cultura para que sean consumidos con todas sus propiedades y beneficios. En Almeson se encargan precisamente de hacer accesible la labor de estos artesanos, ofreciendo una gran variedad de productos de la península que son una seña de identidad de nuestra cultura gastronómica, como el jamón ibérico o el queso manchego.

Disfrutar de estos productos significa ser partícipes de la tradición y de la cultura que compartimos a través de la gastronomía.

utensilios-de-cocina

Utensilios de cocina

De todos es sabido que las recetas cambian en función del utensilio que se utiliza para hacerla. En una sartén de hierro, por ejemplo, se enriquece de sabores y aromas, mientras que en una antiadherente, es más práctico hacerla. Vamos a ver cómo cambian las recetas en función del utensilio con que se utilizan.

Recetas en sartén de hierro

Cocinar en sartén de hierro es una de las formas más saludables de hacerlo. Sin recubrimiento antiadherente, no se va deteriorando con el uso sino todo lo contrario: mejora su antiadherencia natural con los años.

Las sartenes de hierro son especialmente indicadas para dar a la comida el sabor inconfundible de lo hecho en casa. El hierro fundido es un material poroso, lo que mantiene las propiedades de los alimentos al cocinarse. Y sobre todo, evita el efecto de “comida hervida” que ocasionan otras sartenes. ¡Especialmente interesante para la carne!

Con una sartén de hierro se puede hacer desde un bizcocho hasta pan, freír, cocinar verduras, pescado, mariscos, reducciones, guisos, estofados y prácticamente todo lo que desees. Lo único importante es que hay que trabajar a temperaturas medias. El hierro mantiene el calor por mucho tiempo, con lo que se sube el fuego al principio y, una vez colocados los alimentos, se baja a fuego medio-medio bajo, lo que supone además un ahorro de energía. En 15 min podemos tener una sabrosa comida, hecha a fuego lento.

Y lo mejor, permiten acabar el plato en el horno, dorando su superficie o manteniéndolo caliente hasta servirlo. Las sartenes de hierro pueden meterse en el horno caliente. Algunas de ellas se pueden utilizar además en todo tipo de cocinas

Recetas en cocotte

Los guisados, estofados y cocciones lentas son otra cosa con la famosa cocotte de Le Creuset. Aparte de que es la olla de cocina más saludable, porque no desprende ningún tipo de minerales o elementos nocivos para el cuerpo.

Las cocottes están hechas de hierro colado vitrificado, un material excepcional que absorbe y distribuye el calor equitativamente por las paredes de la olla. Por eso es perfecta para cocciones largas a baja temperatura, porque garantiza una cocción uniforme.

Y lo más importante: la comida no se quema. Los alimentos se van cocinando en su jugo, conservando todos sus nutrientes. Cocinar en cocotte da un sabor auténtico a la comida: al sabor natural de los ingredientes. Hasta que no lo pruebas no ves la gran diferencia.

Su superficie, además, no absorbe la humedad, por lo que no cambia de color y es ideal para hacer marinados, ya que no absorbe olor. Se puede usar en cocina vitrocerámica, como en inducción o fogones, así como en horno o parrillas.

Las cocottes, además sirven para hacer masas: quedan super crujientes y no se pegan. Sirven como un horno, para hacer focaccias, pan, galletas grandes, bizcochos…

Recetas con máquina de pasta

Este cambio ya es espectacular: pasar de hacerse uno mismo la pasta en casa con la máquina de pasta. Se puede hacer sin ella, pero es bastante más laborioso por lo que se acaba disponiendo de ella. Imprescindible para alisar la pasta, sirve también para diversos tipos de pasta.

Cualquier receta de pasta cambia con pasta fresca. Y además, se puede hacer con diversos tipos de harinas, o añadir a la masa verduras, hierbas, tinta… o todo aquello que se nos ocurra, para darle color y sabor.

El proceso es sencillo. Basta con utilizar harina y huevo (las proporciones varían según quien comparte la receta, pero lo mejor es que vayas probando y acabes haciendo tu propia masa), y algo de agua. Haces la masa sin amasar demasiado y la dejas enfriar un rato en la nevera. La divides después en porciones y las pasas por la máquina, para alisarlas, en la rueda 0 o de mayor grosor. Aquí sí que hay que pasarla dos o tres veces, para que se alise homogéneamente. La vas alisando progresivamente girando la rueda hasta hacerla más fina.

Y después, las pasas por la extensión para hacer fetuchini o espaguetis o de la que dispongas. O la haces rellena.

La puedes comer al momento o guardarla en el congelador. O dejarla secar y conservarla en tarros para otro momento.

 

Bizcochos en moldes Nordic Ware

Si se quiere hacer bizcochos muchos años sin que se peguen al molde, no hay duda, los moldes Nordic Ware. Estos moldes son especiales para que el bizcocho quede bien hecho por fuera y por dentro, todo homogéneo. Por eso tienen su característico tubo central.

Son además antiadherentes, de gran calidad, y garantizan que no se pegan durante muchos años. Puedes utilizar con ellos además un spray antiadherente para que todo lo que hagas salga muy fácilmente.

Lo mejor es que hay un enorme universo blogueros de recetas de bundt cake para hacer en estos moldes. Por lo que tienes garantizado… ¡un bizcocho diferente cada día!

tipos-rones

Historias del ron

Hay diferentes historias que se cuentan sobre el origen de esta mítica bebida a la cual se le han atribuido incluso poderes mágicos. Pero, hasta ahora, nadie ha podido decir este es el verdadero origen del ron sin que otra persona viniera a contradecirle o desacreditarle.

Y es que, como ocurre con tantas cosas en la historia de la humanidad, lo más probable es que el ron no surgiera en un único lugar sino que pudiera tener diferentes orígenes e incluso recetas muy distintas. Dada la afición del ser humano por crear todo tipo de bebidas alcohólicas gracias a la fermentación de cualquier producto que tenga azúcar, es lógico pensar que allá donde la caña de azúcar haya crecido, alguien habrá tenido la idea de crear algún tipo de licor procedente de su melaza.

¿Piratas en la antigua Grecia?

Dicen que el ron es la bebida de los piratas, pero estos no estaban presentes, al menos bajo este nombre, en la Grecia Clásica. Sin embargo, ya en esta época se tiene constancia de la realización de bebidas alcohólicas partiendo de la caña de azúcar.

Incluso el famoso aventurero Marco Polo habla en sus relatos de un delicioso vino de azúcar con el que fue obsequiado en Persia, lo que hoy sería Irán. Del mismo modo hay escritos que demuestran la existencia de licores de este tipo en Malasia y en otros puntos del planeta.

No es pues descabellado pensar que cuando los europeos comenzaron a cultivar caña de azúcar en el continente americano pudieran haber llevado alguna receta de licor o, al menos, la idea del mismo.

El origen del ron moderno

Pero no hay duda de que el Caribe, los piratas de la zona y el ron moderno están muy unidos. Seguramente, el ron actual tenga su origen en las bebidas que los antiguos esclavos que se encargaban de cortar la caña de azúcar en estas islas realizaron a partir de la materia prima que tenían más a mano.

Esta bebida se fue popularizando y, dado su bajo coste, se convirtió en la favorita de marineros y piratas en una época y un lugar en el cual no siempre estaba muy claro quién pertenecía a cada uno de los grupos.

Este licor, muy fuerte e intenso, se fue suavizando con el paso del tiempo gracias a técnicas de elaboración más profesionales y se ha convertido en lo que es hoy en día, una bebida de moda con la que se pueden realizar todo tipo de cócteles y de combinados.

como reducir la cantidad de sal en tu comida

Cómo reducir la cantidad de sal en tu comida

Todos sabemos que una alimentación sana y balanceada es muy importante para nuestra salud. No se trata de comer mucho sino de comer bien y de aportarle a nuestro organismo los nutrientes y las vitaminas que necesita para que pueda estar en un estado óptimo que nos ayude en el día a día.

A veces cuando comemos hay cosas que se desequilibran o que no están bien. Uno de los casos más frecuentes es que ingredientes de cocina o condimentos como la sal aparezcan más en el plato de lo debido y pongan en riesgo a nuestra salud. Hoy te enseñaremos a cómo reducir la cantidad de sal en tu comida con unos procedimientos fáciles de cumplir. No te lo pierdas.

  • Cuando vayas a comprar carne y pescado es muy importante que los elijas frescos. No los compres envasados o pre cocidos porque traen sal en demasía.
  • Las carnes que contienen más sodio son las de cerdo y pato. Por eso no deberás comerlas tan seguido. Los otros tipos de carnes se pueden comer normalmente pero sazónalas con poca sal.
  • Si puedes no compres productos en conserva.
  • En las horas de la mañana ingiere cereales debido a que contienen poca sal.
  • Las salsas como la barbacoa, la kétchup, la de soya e, inclusive, la de mostaza tienen altos contenidos de sal. No las consumas.
  • No pongas el salero en la mesa. A veces lo utilizamos sin necesidad.
  • La sal puede ser reemplazada por hierbas aromáticas son mucho mejores y más saludables.
  • No consumas picantes que ya vienen embotellados. Los alimentos preparados y prefabricados traen mucha sal.
  • Tus comidas en la merienda no tienen por qué ser saladas, la fruta siempre será la mejor opción.

Estos simples consejos te ayudarán a reducir la cantidad de sal en tu comida. Sigue estos sencillos pasos y no pongas en riesgo tu salud.

Lomo de buey con costra de pistacho americano


Elaboración


Web : Chef Paco Roncero


 


 


Ingredientes:


 


Para las verduras:


 


Zanahoria baby con hoja 90 gr


Esparrago triguero gordo 90 gr


Tirabeques 80 gr


Puerros 100 gr


Tomate cherry 0,08


Bandeja coliflor 100 gr


Brocoli 90 gr


Judias verdes 80 gr



Calabacín baby 1


 


 


Para el lomo:


 


Lomo de buey 2,5 gr.


 


 


Para la costra de pistacho:


 


Pistacho americano 0,2 kg.


 


Aceite de oliva virgen extra 50 ml.


 


 


 


Elaboración:


 


Para las verduras:


 


1. Pelar la verduras.


2. Cocer las verduras en abundante agua hirviendo y refrescar e agua con hielo.


3. Escurrir y reservar en pael absorvente.


 


 


 Para el lomo:


 


1. Cortar los lomos de buey en pporciuones de unos 180- 200 gr.


2. Dejar atemperar una media hora antes de cocinar para que pierda frio.


3. Empanar la caren con los pistachos hasta formar una capa regular.


4. Marcar en una sarten antiadherente por ambos lados por espacio de 5 minutos.


5. Dejar reposar.


 


 


Para la costra de pistacho:


 


1.Tritura los pistachos con ayuda de un vaso americano.


2. Mezclar con el aceite de oliva. Reservar


 


 


Acabado y presentación.


 


1. Colocar el lomo en el centrode un plato.


2. Saltear las verduras en una sarten antiadherente con poco aceite.


3. Acompañar el lomo con las verduras. 

Cóctel "a cambio de nada"


Elaboración


Barmans David Ríos y Borja Cortina


 


“A cambio de nada”


 


Johnnie Walker Gold Label Reserve acompañado de licor de almendra amarga, esencia de nube de algodón y un toque refrescante a lima.


 


Ingredientes:


·         4 cl Johnnie Walker Gold Label Reserve


·         2 cl licor de almendra amarga


·         1,5 cl de esencia de nube de algodón


·         1,5 cl zumo de lima


·         2 cl clara de huevo


 


 


Preparación: en coctelera, servido en copa de coctel y con garnish de nube de algodón en una brocheta

Ensalada con queso de cabra, naranja, bacon crispy y vinagreta de miel y naranja.


Elaboración


José Cortés Garcia


Chef ejecutivo del Restaurante Diablito


 


 


 


Ingredientes para 4 personas:


 


Para la ensalada:


Mezclum variado (Canónigos, rúcula, hoja de roble, radiccio), 2 naranjas, 2 rodajas de queso de cabra, 4 lonchas de bacon, 2 tomates, nueces y Flor de Sal


 


Para la vinagreta:


25 ml vinagre balsámico,75 ml  aceite de oliva, 25 ml  zumo de naranja y una cucharada de miel


 


 


 


Elaboración:


 


Para la vinagreta:


Meter en un bol, el vinagre balsámico, añadir el aceite y emulsionar, vertimos el zumo de naranja y finalmente añadimos la miel.


 


Para la ensalada:


Metemos las lonchas finas de bacon en una rustidera dentro del  horno a 180º hasta que queden crujientes y reservamos.


Metemos el mezclum en los platos que vayamos a servir la ensalada, cortamos los tomates en cuartos y los añadimos a la ensalada. Ponemos los gajos de la naranja, separados de la membrana y quitando todas las posibles pepitas que puedan haber. Desmenuzamos el queso de cabra en trozos pequeños y los añadimos a la ensalada. Vertemos las nueces y las lonchas de bacon que teníamos reservadas, en trozos. Finalmente aliñamos con la vinagreta y la Flor de Sal. 

Cóctel "nadie quiere la noche"


Receta de Cóctel “Nadie quiere la noche” – A FUEGO LENTO

4650 recetas de cocina –
11903 noticias de gastronomía –
286 vídeos de cocina –
3202 temas de cocina

Cóctel “nadie quiere la noche”

Ingredientes

Elaboración

Barmans David Ríos y Borja Cortina

“Nadie quiere la noche”

Nos vamos al Polo Norte con unos caramelos ice, Johnnie Walker Blue Label y unos toques refrescantes de menta y lima terminando con un refresco de jengibre.

Ingredientes:

· 3 cl Johnnie Walker Blue Label

· 1 cl de jarabe de menta

· 1 cl de zumo de lima

· Top de ginger ale

Preparación:

Directo en vaso con twist de lima y caramelos Smint.

->
->

->

Cebiche de berberechos con boniato


Elaboración

Visita la web del Chef Pepe Solla y su restaurante Casa Solla

Web de Frinsa

Ingredientes:

1 lata de berberechos al natural

300 gr de caldo de berberechos

150 gr de zumo de lima

150 gr de zumo de limón

1 cebolla roja

1 chile rojo

1 boniato

maíz cocido

Elaboración

Separar los berberechos del caldo de expedición, reservar los dos. Mezclar en caldo con los zumos, picar la cebolleta en brunoise fina y los chiles en hasta aros. Mezclar con los zumos, reservar. Cortar el boniato en dados y cobre dejando un poco terso, reservar.

Emplatado

Mezclar los berberechos, el boniato y el maíz con el cebiche, servir en un vasito o copa de cóctel, acabar con un poco de brotes de cilantro, un golpe de pimienta en molinillo y un poco de ralladura de limón.