Brownie-cheese cake. Receta para los más golosos

Me estoy aficionando a esto de unir dos recetas deliciosas en una, y si hace una temporada os traía la de brookies, unión de brownie y cookies, hoy me he propuesto tentaros con un brownie-cheesecake, en donde la tarta más famosa de queso y el chocolateado brownie, se unen en un solo postre que puede volver loco al más goloso.

Una receta demasiado fácil para caer en la tentación de prepararla a menudo, así que ya sabéis, si queréis probar este postre adictivo, preparad el mandil y encender el horno que… ¡nos vamos a la cocina!

Ingredientes para cuatro personas

  • Para la masa de brownie: 113 g de mantequilla, 60 g de chocolate negro de repostería, 85 g de harina, 200 g de azúcar, 2 huevos L, una pizca de sal, una cucharadita de mantequilla para engrasar el molde

  • Para la masa de cheesecake: 230 g de queso crema a temperatura ambiente, 65 g de azúcar, 1 yema de huevo L, ¼ de cucharadita de extracto puro de vainilla

Cómo hacer brownie-cheesecake

Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados. Derretimos la mantequilla y engrasamos un molde cuadrado de unos 18 por 18 centímetros.

Para el brownie: En un bol derretimos el chocolate partido junto con la mantequilla en el microondas con cuidado de que no se nos queme. Retiramos del fuego y le añadimos los huevos batidos, el azúcar y la pizca de sal. Removemos con unas varillas hasta que estén los ingredientes integrados.

Repartimos la mitad de la mezcla en la base del molde y reservamos el resto.

Para el cheesecake: Mezclamos en un bol los ingredientes del cheesecake, removiendo con unas varillas. Echamos la capa blanca de cheesecake encima de la del brownie, alisamos con una espátula y rellenamos con una última capa de masa de brownie. Alisamos y hacemos unas pequeñas espirales con la ayuda de un palillos o brocheta en la superficie, para mezclar un poco ambas capas.

Horneamos durante una hora o hasta que al pinchar el pastel la aguja o palillo salga limpio. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Brownie Cheesecake Coll

Tiempo de elaboración | 1 hora y cuarto
Dificultad | Fácil

Degustación

El brownie-cheese cake se come solo, está tan bueno, que vais a tener que controlaros en la cantidad, porque sino es el típico pastel que en un rato vuela. Al llevar la capa de queso, es más jugoso que el brownie clásico, así que no necesita ni crema inglesa, nata o helado de acompañamiento, si acaso unos frutos rojos para ir tomándolos junto con él.

En Directo al paladar | Brownie de chocolate blanco y glaseado de limón. Receta
En Directo al paladar | Brownie rápido en microondas. Receta