Bizcocho de limón y queso ricotta con semillas de amapola. Receta

En la tradición repostera centroeuropea es muy frecuente encontrar recetas con semillas de amapola, por lo que para mí siempre ha sido un ingrediente habitual debido a mi familia suiza. Sin embargo, no sé en qué momento las emparejé casi de forma fija con los cítricos, en una combinación que además me sabe mucho a primavera. Este bizcocho de limón y queso ricotta con semillas de amapola es perfecto para dar la bienvenida a la nueva estación.

El queso ricotta es muy similar al requesón, de textura granulosa y sabor suave, fresco y algo dulzón, aporta una jugosidad y un aroma fantástico a las masas dulces. Las semillas de amapola se pueden añadir al gusto, incrementando o disminuyendo su cantidad. A mí me encantan esos puntitos negros que dejan en la miga y el crujiente que se descubre al masticar esta delicia.

Ingredientes para un molde de unos 20 cm

  • 250 g de queso ricotta, 75 g de aceite de oliva virgen extra, 140 g de azúcar, 2 huevos L, ralladura de 1 limón, 200 g de harina de repostería, 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química (impulsor), 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico, ¼ cucharadita de sal, 1-2 cucharadas de semillas de amapola, azúcar glasé para decorar.

Cómo hacer bizcocho de limón y queso ricotta con semillas de amapola

Precalentar el horno a 175º C y engrasar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro. Disponer en un recipiente amplio el queso ricotta, desechando el líquido. Añadir el aceite de oliva, el azúcar y la ralladura de limón sin la parte blanca. Mezclar hasta conseguir una crema y agregar los huevos. Batir ligeramente con unas varillas.

En otro recipiente mezclar la harina con la levadura química, el bicarbonato, la sal y las semillas de amapola. Incorporar los secos a los primeros ingredientes, en dos o tres tandas, mezclando con suavidad usando una espátula o lengüeta. Procurar no agitar demasiado.

Verter en el molde, igualando bien la parte superior, y hornear sobre una rejilla en el centro del horno durante unos 45-55 minutos. Tiene que estar bien dorado por fuera y al pinchar con un palillo debe salir limpio. Esperar un par de minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé al gusto.

Cake Ricotta Limon Pasos

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Un bizcocho fresco como este de limón y queso ricotta con semillas de amapola se puede disfrutar a cualquier hora del día, para desayunar o en la merienda, o incluso como postre con un café. Podemos darle un aire más primaveral acompañándolo de fruta fresca de temporada, compota casera de fresas o un poco de lemon curd.

En Cocinaderecetas | Pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas. Receta
En Cocinaderecetas | Pastel de queso ricotta y uvas pasas cocidas en Marsala. Receta