Archivo del Autor: vmartinez

Cómo hacer tortitas sin azúcar y sin harina con solo dos ingredientes. Receta saludable

Pelar el plátano, procurando que sea uno maduro, al menos lo justo para machacarlo sin problemas. Trocear y aplastar con un tenedor hasta dejarlo hecho un puré sin grumos grandes. Añadir los huevos y batir todo muy bien hasta lograr una masa homogénea, espesita.

Con el plátano en su punto las tortitas ya saldrán dulces y aromáticas, pero podéis añadir especias o aromas para darle otro punto de sabor, en este momento. Un poco de vainilla o canela irían bien, incluso una cucharadita de cacao puro en polvo si queremos un toque chocolateado.

Engrasar ligeramente una buena sartén o plancha antiadherente y calentar a potencia media. Añadir una porción de masa, esperar unos segundos y empujar los bordes con una espátula, para darle más forma redondeada y gruesa. Cocinar unos 4-5 minutos por cada lado, hasta que salgan burbujas y se despeguen los bordes.

Dar la vuelta con cuidado con la espátula y cocer por el otro lado. Si se rompe al principio tampoco os preocupéis, aplastad la masa para recomponerla, estarán igual de ricas. Continuar hasta terminar con la masa y servir inmediatamente.

Tortitas. Pasos

Con qué acompañar las tortitas sin azúcar

Decía que estás tortitas sin azúcar y sin harina son versátiles porque las podemos tomar a cualquier hora del día, desde el desayuno hasta la cena, como parte de un almuerzo estilo brunch, merienda o postre. Acompañadas de fruta fresca y yogur son una delicia, y también van bien con algo más salado.

En Cocinaderecetas | Helado cremoso de plátano ¡con tan solo dos ingredientes! Receta
En Cocinaderecetas | Bizcocho de plátano y Nutella en cazuela. Receta

Ensaimada de Mallorca. Receta tradicional

Empezando calentando ligeramente el agua, la ponemos en un bol y deshacemos en ella la levadura. En un bol grande ponemos la harina y añadimos el agua con la levadura, el huevo batido, el azúcar y la sal. Amasamos quince minutos o hasta que consigamos una masa lisa.

Hacemos una bola, la ponemos en un bol untado con aceite y dejamos que doble de volumen, como mínimo una hora. La amasamos para sacar el aire y la dividimos en seis partes. Amasar cada una de ellas y estirarlas mucho con ayuda de un rodillo.

Cuando estén bien estiradas, las untamos muy muy generosamente con la manteca de cerdo, debemos ser generosos a la hora de formar esta capa de manteca sobre la masa. Estiramos con las manos para que la masa quede bien fina, puede ser que se rompa pero no pasa nada. Enrollamos formando un rulo con cada porción.

Dejamos reposar los rulos hasta que la masa pierda nervio, lo ideal es una hora. Después estiramos los rulos para que queden lo más finos posibles. Forramos dos bandejas de horno con papel de hornear y realizamos una espiral sobre ella con cada porción. Debemos dejar espacio entre las curvas de la espiral, para que al levar la masa no se monte, debe quedar una ensaimada plana no subida.

Guardamos las dos bandejas en el horno con una taza de agua y dejamos levar las ensaimadas toda la noche o unas 10 horas. Este paso es muy importante, porque las ensaimadas deben fermentar con lentitud para que queden bien. Pasado este tiempo, calentamos el horno a 200ºC y las cocemos unos 10-12 minutos. Una vez frías se espolvorean con mucho azúcar molido.

Paso A Paso

Con qué acompañar las ensaimadas mallorquinas

Lo cierto es que las ensaimadas mallorquinas están deliciosas por ellas mismas, pero con un vaso de chocolate están insuperables. Podéis rellenarlas de cabello de ángel antes de enrollar las porciones de masa, seguro que así también os gustan muchísimo.

En Cocinaderecetas | Los siete sitios donde comprar una ensaimada de Mallorca y no hacer el turista

En Cocinaderecetas | Gató de almendras. Receta de postre

Tarta de queso mascarpone: la receta maestra que dejarás a tus hijos

Comenzamos preparando la base de nuestra tarta y, para ello, fundimos la mantequilla bien en el microondas, bien al fuego. Trituramos los bocaditos de limón, con relleno incluido, y añadimos la mantequilla fundida. Mezclamos bien hasta obtener una masa compacta con la que cubrimos el fondo y laterales de un molde desmoldable de 18 cm de diámetro.

Cubrimos la base y laterales del molde con dos capas de papel de aluminio, asegurándonos de no dejar huecos. Guardamos en el congelador 10 minutos. Transcurrido este tiempo horneamos a 180ºC durante 10 minutos más. Retiramos del horno y dejamos atemperar ligeramente. Bajamos la temperatura del horno a 160ºC.

Para preparar el relleno podemos usar un robot de cocina o hacerlo de forma manual, aunque recomiendo lo primero pues el tiempo de batido de los ingredientes puede resultar largo. Comenzamos batiendo el queso crema durante cuatro minutos. Incorporamos el azúcar poco a poco sin dejar de batir durante tres minutos más. Añadimos una pizca de sal, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezclamos bien.

A continuación incorporamos los huevos, de uno en uno, batiendo un minuto con cada uno de ellos. Por últimos agregamos el queso mascarpone y batimos un minuto más o hasta que tengamos una masa lisa y sin grumos (por eso es muy importante que los quesos y los huevos estén a temperatura ambiente). Vertemos la mezcla en el molde.

Colocamos el molde en una bandeja de horno profunda y la rellenamos de agua caliente, suficiente cantidad para cubrir la mitad del molde. Introducimos la bandeja con el molde en el horno, que habremos bajado a 160ºC y cocemos la tarta al baño maría durante, aproximadamente, 80 minutos.

Terminado el tiempo de cocción, apagamos el horno y abrimos la puerta ligeramente colocando un trapo para evitar que se cierre. Dejamos que se atempere una hora antes de sacar y retirar del baño maría. Después de tres horas podemos desmoldar y servir, aunque a esta tarta le sienta muy bien el reposo así que, si nos lo podemos permitir, la dejamos en la nevera toda la noche y la consumimos al día siguiente.

Paso A Paso Cheesecake De Mascarpone

Con qué acompañar la tarta de queso de mascarpone

Las cheesecake y especialmente a esta tarta de queso mascarpone casan a la perfección con los frutos rojos. Los podemos añadir frescos, en coulís o crear una capa de gelatina con la que cubrirla. Otras alternativas son la salsa de toffee, la de de chocolate o coulís de otras frutas de temporada como este de ciruelas claudias.

En Cocinaderecetas | Tarta de queso ultra rápida. Receta
En Cocinaderecetas | Polos de queso de cabra y cerezas. Receta para combatir el calor

Así se prepara el smoothie que promete un vientre plano (y que arrasa en Pinterest)

The Doctors es un exitoso programa de la televisión americana en el que se ha dado a conocer, por un grupo de médicos expertos en la materia, el sleek stomach smoothie o batido que promete un vientre plano y que además de un efecto saciante inmediato tiene, doy fe, un sabor deliciosamente irresistible.

La receta de este batido ha corrido como la espuma, triunfando plenamente en las redes sociales, sobre todo en Pinterest donde ha alcanzado cotas extraordinarias de admiración, pues ya sabemos todos que si hoy en día se quiere llegar al estrellato no hay nada como conseguir ser repineado hasta el infinito.

¿Y qué es lo que hace que este smoothie tenga tan milagrosos resultados? Según el Dr. Stork, uno de sus creadores, es la mezcla de ingredientes la que consigue un resultado antiinflamatorio espectacular: sustituir el azúcar por otro ingrediente con menor índice glucémico, añadir potasio para equilibrar los niveles de sodio y grasas saludables para equilibrar los nutrientes y ayudar al cuerpo a quemar más grasas. ¿Te apuntas a la nueva tendecia?

Sigue leyendo

11 tartas de queso para triunfar en cualquier momento

Tanto las que se cuajan en frío como las que se cocinan en el horno, las tartas de queso o chese cakes nos gustan a todos. Por ese motivo, hoy hemos querido hacer un recopilatorio para que siempre tengáis a mano las recetas de estas 11 tartas de queso para triunfar en cualquier momento.

Para un cumpleaños, para una cena especial, para celebrar un puesto de trabajo o simplemente para alegrar a nuestra familia, hacer una tarta de queso no es complicado y compartirla con los nuestros siempre es un motivo de felicidad. Seguro que entre estas once alternativas, encontraréis vuestra favorita.

Sigue leyendo

Pizza verde. Receta con y sin Thermomix

Para preparar la masa en Thermomix, vertemos el agua y el aceite en el vaso y programamos 1 minuto, 37º a velocidad 4. Añadimos la levadura prensada, mezclamos 5 segundos a velocidad 4. A continuación introducimos la harina, la sémola y un pellizco de sal (una cucharadita rasa) y programamos 1 minuto, vaso cerrado a velocidad espiga.

Para preparar la masa de forma tradicional, calentamos el agua en el microondas durante 30 segundos, añadimos la levadura prensada desmenuzada y dejamos reposar un par de minutos. Colocamos la harina sobre la encimera, hacemos un hueco en el centro y añadimos la mezcla anterior y el aceite. Removemos los líquidos al tiempo que vamos incorporando la harina del exterior. Antes de añadir toda la harina a la mezcla, incorporamos la sal. Continuamos amasando durante un minuto o hasta obtener una masa homogénea.

Podemos dejar levar la masa en un recipiente espolvoreado con harina y cubierto con un trapo limpio durante media hora, pero esto es opcional. Dividimos la masa en tres y extendemos cada una de ellas sobre la bandeja de horno forrada con papel sulfurizado o espolvoreada de harina. Cubrimos la base con el pesto de albahaca y repartimos pequeños trozos de brócoli, dados de calabacín y queso mozzarella por la superficie.

Regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra (opcional), salpimentamos y cocemos sobre la base del horno, precalentado a 300ºC, durante ocho minutos o hasta que la base esté cocina a nuestro gusto. Retiramos del honor y repartimos el queso azul y el orégano fresco por la superficie en el momento de servir.

Paso A Paso Pizza Verde

Con qué acompañar la pizza verde

Por lo general recomendamos acompañar nuestras pizzas con ensaladas de hojas verdes y hoy, a pesar de lo redundante que pueda quedar, hacemos lo mismo. Esta pizza verde se va a ver muy bien equilibrada si la acompañamos de una ensalada, ya sea de hojas verdes, de tomate o la que más nos guste. Sin olvidar una cerveza fresca, claro.

En Cocinaderecetas | 31 recetas de pizza, una pizza para cada día del mes
En Cocinaderecetas | Falsa pizza de berenjena, queso de cabra, uvas y miel de ajo negro. Receta vegetariana sin complicaciones

Galletas de espelta y avena con almendras y chips de chocolate. Receta

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas engrasándolas o cubriéndolas con papel sulfurizado.

Cortar la mantequilla blanda en cubos y batir en un recipiente con la panela o azúcar moreno, usando una batidora de varillas. Añadir la vainilla y el huevo, y batir un poco más hasta que quede integrado.

Incorporar las harinas, la sal, la almendra y los chips de chocolate, y mezclar hasta tener una masa homogénea. Tomar porciones con una cucharilla y distribuirlas en las bandejas, ligeramente separadas.

Podemos darles forma redondeada con las manos ligeramente humedecidas, aunque para que sea más fácil podríamos dejarlas enfriar en la nevera media hora, aunque no es imprescindible.

Con un tenedor humedecido, aplanar las galletas para dejarlas con forma de discos, no muy finos. Hornear durante unos 10-12 minutos, hasta que se hayan dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Galletas de Avena y Espelta. Pasos

Con qué acompañar las galletas de espelta y avena con almendra y chips y de chocolate

Estas galletas son estupendas a la hora de la merienda o en el desayuno mojadas en leche fría, aunque seguro que en invierno recomendaría tomarlas con algo más calentito. Acompañan bien el café, té o una infusión, y también se me antoja que estarán deliciosas con helado de vainilla o nata, si estamos muy golosos.

En Cocinaderecetas | Galletas shortbread rápidas. Receta exprés de las deliciosas pastas escocesas
En Cocinaderecetas | Galletas fáciles de aceite con avellanas. Receta

Compota de manzana con cobertura de bizcocho. Receta con Thermomix

Según mis hijos soy la reina de los bizcocho, no porque me salgan mejor que nadie, sino porque siempre estoy experimentando con nuevas recetas y me gusta tener alguno recién horneado para nuestros desayunos y meriendas. La receta de hoy, compota de manzana con cobertura de bizcocho, es de las que más me han gustado últimamente, así que si os gusta empezar el día con algo dulce no dudéis en prepararla.

Si no os gusta la compota de manzana podéis sustituirla por otra fruta, como peras, ciruelas, melocotones, nectarinas, etc. Aprovechad que estamos ahora en la época del año en la que tenemos mucha variedad de frutas para personalizar esta receta. Si os da un poco de pereza preparar la compota, solo tenéis que comprarla ya preparada, no será lo mismo pero tampoco os quedaréis sin probar esta deliciosa receta.

Sigue leyendo

Mini muffins de arándanos y limón. Receta para un picoteo dulce

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con moldes para mini muffins, engrasándola o colocando cápsulas adecuadas. Lavar y escurrir bien los arándanos, con suavidad.

Batir el huevo con el azúcar, la vainilla, el aceite, la leche, el zumo de la mitad del limón y su ralladura. Mejor usar una batidora de varillas, para dejarlo esponjoso.

Añadir encima la harina de repostería tamizada con la levadura y la sal. Mezclar con las varillas manuales suavemente, hasta que no haya grumos secos.

Repartir la masa en las cavidades, colocar dos o tres arándanos encima y presionar suavemente. Hornear durante unos 15 minutos, o hasta que se hayan dorado y al pinchar un palillo salga limpio.

Desmoldar pasados dos minutos y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé al gusto, si se desea.

Mini Muffins Pasos

Degustación

Estos mini muffins de arándanos y limón son pequeños bocados perfectos para cuando el cuerpo nos pide algo dulce, para acompañar el café o una merienda sencilla. La masa no es muy dulce pero los arándanos inundan cada bocadito de todo su sabor y aroma, con el toque fresco del limón. Ahora que hace ya calor, mejor guardarlos en un recipiente hermético en la nevera.

En Cocinaderecetas | Muffins dos colores de vainilla y chocolate. Receta para golosos indecisos
En Cocinaderecetas | Semifrío de cerezas, arándanos y yogur. El helado más fácil del mundo con el que lucirse sin esfuerzo

Rollicos de naranja al horno. Receta con sabor a infancia

Espero que me perdonéis el toque murciano en el nombre de estos rollicos de naranja al horno, un dulce que siempre me devuelve a la infancia. Los recuerdo desde que tengo uso de razón y nunca fueron rollos, siempre los llamábamos con el cariñoso diminutivo. Similares a las rosquillas por su forma y tamaño, estos dulces se hacen al horno y llevan todo el delicioso aroma de la naranja.

Aprovechemos que estamos en la recta final de la temporada de cítricos para terminar de degustar lo mejor de las naranjas, una de mis frutas favoritas. No hay nada comparado a usar el zumo recién exprimido o la ralladura de su piel para dar sabor a recetas saladas y dulces, y yo tengo debilidad por ellas. Mi madre siempre compraba los rollicos al panadero del barrio pero desde que aprendí la receta soy yo ahora quien los hornea con frecuencia.

Sigue leyendo