13 recetas dulces para una dieta saludable

Sabemos que los postres son prescindibles desde el punto de vista de la salud, pero para qué engañarnos, pocos podríamos renunciar completamente a ellos. No pasa nada por darse algún capricho de vez en cuando, sobre todo si priorizamos mayoritariamente opciones más sanas. Estas recetas dulces para una dieta saludable demuestran que no todos los postres tienen que ser bombas de azúcar y grasas.

Si nuestra alimentación es realmente sana todo el año, no deberíamos obsesionarnos cuando en alguna ocasión especial tomemos un pedazo de tarta de chocolate. Lo importante es saber limitar el consumo de azúcar cada día y priorizar dulces más saludables siempre que sea posible. Por eso lo mejor es apostar por elaboraciones caseras en las que controlamos nosotros la calidad de los ingredientes.

1. Crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles

Crema de Chocolate y Aguacate
  • Ingredientes. 200 g de aguacate maduro, 40 g de dátiles sin hueso jugosos, 25 g de cacao en polvo sin azúcar, 1 plátano maduro, 50 g de chocolate negro, 1 naranja, 5 ml de esencia de vainilla, 150 ml de leche de almendras o avellanas, miel opcional al gusto, una pizca de sal, frutos rojos y frutos secos al gusto.
  • Elaboración. Sacar la pulpa del aguacate; derretir el chocolatey picar los dátiles sin hueso. Triturar el aguacate con los dátiles, añadir el cacao, sal, la vainilla, ralladura de naranja y una cucharada de zumo, y volver a triturar. Incorporar el plátano pelado, triturar y echar el chocolate. E echar poco a poco la leche, ajustando la textura. Endulzar con miel si se desea. Hay que obtener una textura totalmente homogénea y cremosa, sin grumos. Dejar en la nevera como mínimo media hora y servir con frutos rojos y frutos secos al gusto.

Enlace | Crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles

2. Trufas de aguacate

Trufas de Aguacate
  • Ingredientes. 1 aguacate maduro, 80 g de chocolate negro para postres, 10 g de mantequilla, cacao en polvo sin azúcar.
  • Elaboración. Funde el chocolate negro y la mantequilla en el microondas en tres series de un minuto. Con ayuda de una cuchara, extrae la pulpa del aguacate y machácala con un tenedor hasta obtener una crema. Vierte el chocolate y trabaja la mezcla hasta que sea homogénea. Obtendrás una masa con textura muy ligera imposible de manejar así que lo mejor es meter la masa en el congelador durante unos 45 minutos. Forma las trufas haciendo bolas con cucharas o con las manos. Rebózalas con cacao en polvo. Guarda las trufas en la nevera si nos las vas a comer en el momento, aguantan un par de días en buen estado.

Enlace | Receta fácil y rápida de trufas de aguacate (con vídeo incluido)

3. Pannacotta al cacao

Pannacotta
  • Ingredientes. 4.5 g de gelatina en láminas, 1 vaina de vainilla, 375g de nata para montar, 1,5 g de estevia, 50 ml de nata líquida para la salsa, 50 g de chocolate negro sin azúcar.
  • Elaboración. Hidratamos la gelatina en agua fría 10 minutos. Colocamos la nata en un cazo con los granos que sacaremos de la vainilla, y su vaina.. Añadimos la estevia y calentamos a fuego suave un minuto o hasta que llegue a 40ºC. Retiramos del fuego y echamos la gelatina escurrida, removiendo para que se disuelvan. Rellenamos la mitad de unos cuencos y metemos en la nevera 30 minutos, reservando el resto de pannacotta a temperatura ambiente. Para la salsa, calentamos 15 segundos en el microondas la nata con el chocolate, removemos y volvemos a calentar hasta que removiendo con una espátula veamos que los dos ingredientes se integran y queda una mezcla fluida y brillante. Añadimos una cucharaditas encima de la pannacotta gelificada y volvemos a la nevera 10 minutos. Rellenamos los cuencos con el resto de pannacotta y dejamos que cuaje en la nevera 30 minutos como mínimo. Adornamos con unas gotas de salsa antes de servir.

Enlace | Pannacotta al cacao. Receta sin azúcar para disfrutar toda la familia

4. Bizcocho de zanahoria, avellana y almendras

Bizcocho fitness de zanahoria
  • Ingredientes. 240 g de zanahoria rallada fina, 2 huevos L, 1 limón, 80 g de avellana molida, 70 g de almendra molida, 5 ml de esencia de vainilla, 5 g de canela, 3 g de jengibre, 5 g de bicarbonato sódico, una pizca de sal, 2 claras de huevo L.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular de unos 20 cm. Mezclar las zanahorias ralladas finas con el zumo de la mitad del limón. Reservar. Batir los huevos con la vainilla usando varillas. Incoporar la avellana, la almendra, las especias, el bicarbonato y la sal. Remover y añadir la zanahoria, mezclando bien. Montar aparte las claras de huevo y añadirlas con movimientos envolventes. Llevar al molde y añadir un poco de canela. Hornear durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga prácticamente limpio. Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Enlace | Bizcocho sin azúcar de zanahoria, avellana y almendra

5. Pudding de chía, coco y frutos secos

Pudding de Chía
  • Ingredientes. 4 cucharadas de semillas de chía, 4 dátiles, 200 ml de agua de coco, 200 ml de leche de coco, 16 avellanas, 2 cucharadas de pasas sultanas, 1 yogur natural azucarado, coco deshidratado laminado (opcional) y miel (opcional).
  • Elaboración. Remojamos los dátiles en agua templada 30 minutos. Escurrimos, retiramos los huesos y picamos. Trituramos con el agua de coco. Incorporamos la leche de coco, la mitad del yogur y batimos con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea. Agregamos las pasas y las semillas de chía. Removemos y dejamos reposar la mezcla durante un mínimo de dos horas en la nevera. Removemos la mezcla y, si la encontramos muy espesa, agregamos un poco de leche. Repartimos en cuatro vasitos, con una cucharadita de yogur, avellanas y unas pasas. También podemos añadir un poco de miel y decorar con coco deshidratado.

Enlace | Pudding de chía, coco y frutos secos

6. Fresones balsámicos a la naranja con cremoso de queso

Fresones balsámicos
  • Ingredientes. 4-5 fresones maduros, 1 naranja, 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena, 1/2 cucharada de vinagre de Jerez, 1 pizca de sal gruesa, 1 pizca de pimienta negra, sirope de ágave o miel al gusto, 200 g de queso fresco batido desnatado, albahaca o menta fresca.
  • Elaboración. Mezclar en un cuenco los vinagres, la sal, la pimienta negra, el sirope de ágave o miel y el zumo de la naranja, aproximadamente medio vaso. Reservar la piel. Probar y ajustar el punto de dulzor. Retirar los rabitos de los fresones lavados y cortar en láminas o cubos. Disponer en un cuenco y cubrir con la marinada, mezclando bien. Dejar reposar en la nevera como mínimo 30 minutos. Batir el queso fresco desnatado hasta dejar una textura cremosa, añadiendo miel o endulzante si se desea. Repartir en cuencos y añadir los fresones, regando con un poco de los jugos. Servir con albahaca o menta y rallar un poco de piel de naranja.

Enlace | Fresones balsámicos a la naranja con cremoso de queso

7. Trufas de chocolate veganas

Trufas Veganas
  • Ingredientes. 160 g de dátiles jugosos sin hueso, 80 g de almendra laminadas, 1/2 cucharadita de café soluble descafeinado, 1 pizca de sal, 1 pizca de cayena (opcional), unas gotas de esencia de ron o vainilla, 20 g de cacao en polvo sin azúcar, un poco de agua o de zumo de naranja, cacao en polvo y pistachos, coco o avellanas para rebozar.
  • Elaboración. Trocear los dátiles y colocarlos en una picadora, trituradora o procesador de alimentos. Añadir el resto de ingredientes menos el agua y triturar hasta tener una masa homogénea. Agregar un chorrito de agua o zumo y volver a procesar, hasta conseguir una textura húmeda, maleable. Probar la masa y añadir más cacao o especias si queremos ajustar el sabor. Tomar porciones pequeñas de masa con una cucharilla y formar bolitas con las manos. Rebozar en el ingrediente deseado, sacudir el exceso y colocar en una bandeja o en cápsulas de bombones. Se pueden degustar inmediatamente o dejar que se enfríen y endurezcan en la nevera.

Enlace | Trufas de chocolate veganas

8. Helado cremoso de plátano con dos ingredientes

Helado de Plátano
  • Ingredientes. 2 plátanos grandes maduros, 1 cucharada de mantequilla o crema de cacahuete cremosa, sin sal ni azúcares añadidos.
  • Elaboración. Pelar y cortar en rodajas los plátanos muy maduros. Congelar durante al menos dos horas. Pasado ese tiempo, colocar en el vaso de una buena batidora, picadora o procesador de alimentos. Empezar a triturar a alta velocidad, removiendo bien de vez en cuando para evitar que se pegue, hasta tener una textura cremosa. Añadir la mantequilla o crema de cacahuete y volver a triturar todo, hasta conseguir la textura cremosa y homogénea deseada. Se puede servir directamente o devolver al congelador en un recipiente hermético para que se solidifique un poco, entre 30 minutos y 1 hora.

Enlace | Helado cremoso de plátano ¡con tan solo dos ingredientes!

9. Bizcocho fitness de avena, canela y manzana

Bizcocho fitness de Manzana
  • Ingredientes. 20 claras de huevo, 1 huevo entero, 250 g de avena, 2 cucharadas de canela, edulcorante al gusto, 2 manzanas peladas, cortadas en cuartos y laminadas, 1 yogur 0% y sobre de levadura química.
  • Elaboración. Pelamos y laminamos las manzanas, y las rociamos con zumo de limón. Ponemos en el vaso de la batidora las claras, el huevo, la avena, la canela, el edulcorante, el yogur y el sobre de levadura y lo batimos todo hasta obtener una mezcla homogénea, que quedará con una textura bastante liquida. Engrasamos un molde para horno, cuadrado o rectangular, con un poco de aceite, que puede ser de oliva, girasol o de coco, para que la masa no se pegue. Vertemos la mezcla en el molde y repartimos las manzanas troceadas. Cocemos a horno precalentado a 180ºC unos 45 minutos o hasta que pinchando con un palillo salga limpio. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar antes de cortar.

Enlace | Bizcocho fitness de avena, canela y manzana. Receta proteica

10. Tarta de queso ligera

Tarta de queso ligera
  • Ingredientes. 2 huevos L, 3 claras de huevo L, 40 g de azúcar o edulcorante equivalente, 1 pizca de sal, 5 ml de esencia de vainilla, ralladura de limón, 500 g de queso fresco batido desnatado, 500 g de yogur desnatado natural, 60 g de almidón de maíz (maizena), mermelada de fresa sin azúcar.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo desmontable. Cubrir el fondo con papel sulfurizado antiadherente y engrasar los bordes. Batir con batidora de varillas los huevos, las claras y el azúcar, hasta que quede espumoso. Incorporar la sal, la vainilla, la ralladura de limón, el queso fresco y los yogures escurridos. Batir un poco más y echar el almidón de maíz. Volver a batir hasta que no queden grumos. Llenar el molde y hornear durante unos 40-55 minutos. El margen que indico es amplio porque depende del molde y del horno; yo necesité casi una hora completa. Pinchar con un palillo en el centro, debe salir casi limpio. Aunque parezca aún húmedo, se asentará con el reposo. Esperar fuera del horno a que enfríe un poco, sacar el anillo del molde con cuidado y dejar enfriar del todo. Tapar con plástico film y dejar toda la noche en la nevera. Servir con mermelada sin azúcar o compota casera y fruta.

Enlace | Tarta de queso ligera: es una tarta, sí, pero la que menos pesa de todas

11. Membrillo en almíbar de naranja

Membrillo con naranja
  • Ingredientes. 1 membrillo, 1 naranja, 50 g de azúcar o edulcorante al gusto.
  • Elaboración. Lo primero que tenemos que hacer es cortar el membrillo por la mitad y cada mitad en gajos de, aproximadamente, un centímetro de grosor. Retiramos las semillas y pelamos cada gajo y los colocamos en el fondo de una cazuela, repartidos por toda la base. Tomamos la naranja y con un cuchillo muy afilado retiramos la piel. Solo queremos la parte naranja, nada de blanco (que amarga). Exprimimos su zumo y lo agregamos junto con la piel, el azúcar y medio vaso de agua. Cocemos a fuego suave durante 30 minutos y dejamos enfriar antes de servir, desechando la piel de la naranja. Servimos con yogur o al natural.

Enlace | Receta de membrillo en almíbar de naranja. Postre de tres ingredientes

12. Mousse de chocolate esponjosa con dos ingredientes y sin huevo

Mousse
  • Ingredientes. 115 g de buen chocolate negro de calidad picado (certificar que es sin gluten y/o vegano en su caso), el líquido de conserva de un bote grande de 560 g de garbanzos o alubias cocidas, aproximadamente 165 g.
  • Elaboración. Escurrir muy bien el bote de legumbres recogiendo todo el líquido. Derretir al baño maría o en el microondas el chocolate picado. Remover hasta tener una textura homogénea y cremosa, dejando que se temple un poco. Colocar el líquido de garbanzos en un recipiente hondo y batir con batidora de varillas, empezando a velocidad media y subiendo al final. Pasados unos 5-10 minutos se habrán montado como si fueran claras a punto de nieve. Debe formar picos y tener un volumen firme, de color blanco. Podemos añadir ahora el azúcar. Mezclar una porción con el chocolate y después combinar el resto, añadiendo si queremos esencia de vainilla. Combinar con una espátula, usando movimientos envolventes. Repartir en cuencos; salen 2-3 raciones grandes o 4 más pequeñas. Dejar enfriar en la nevera como mínimo 2 horas.

Receta | Cómo hacer mousse de chocolate esponjosa con dos ingredientes y sin huevo. Receta vegana

13. Brownie saludable

Brownie saludable
  • Ingredientes. 230 g de gotitas de chocolate sin azúcar para fundir , 2 cucharadas de leche de coco, 1 yogur de vainilla, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1/2 cucharadita de sal y 1/2 de bicarbonato, 175 g de azúcar de coco o equivalente al gusto (reducir la cantidad si lo toleramos), 150 harina de avena (o copos de avena triturados), 100 g de gotitas de chocolate, 2 cucharadas de leche de almendras, 2 cucharadas de yogur griego sin lactosa y 100 g de azúcar de coco triturado o azúcar glasé (o sin azúcar).
  • Elaboración. Fundimos el chocolate con la leche de coco y añadimos el yogur tipo griego. Agregamos la vainilla, la sal y el bicarbonato. Mezclamos la avena triturada con el chocolate y el azúcar de coco; da mucho sabor, pero se puede sustituir por otro azúcar o equivalente, incluso reduciendo al mínimo la cantidad. Ppodemos añadir algunas pepitas de chocolate. Forramos un molde cuadrado o rectangular con papel aluminio y volcamos la mezcla, horneando a 160º durante unos 35 minutos, hasta que la superficie comienza a burbujear. Apagamos y dejamos enfriar dentro. Preparamos una crema fundiendo el chocolate, la leche de almendras y el yogur, añadiendo azúcar de coco triturada como si fuera azúcar glasé. También se puede hacer sin añadir nada de azúcar. Cubrimos el brownie, refrigeramos y servimos cortado en trozos rectangulares.

En Cocinaderecetas | ¿Antojo de dulce? Nueve ideas de picoteo que no te arruinarán la dieta
En Cocinaderecetas | Nueve recetas “low carb” para dietas keto o cetogénicas

101 recetas dulces para poner el broche de oro a tus comidas y cenas de celebración

Cuando tenemos invitados en casa nos gusta pensar en todo y no dejar cabos sueltos para que nuestras comidas y cenas de celebración resulten un éxito. Damos mucha importancia al menú principal, a las bebidas, a la decoración de la mesa, pero ¿qué pasa con los postres? Lamentablemente no siempre los cuidamos como merecen, pero con estas 101 recetas dulces para poner el broche de oro a nuestras comidas y cenas de celebración ya no tenemos excusa.

No vale que no se nos de bien el dulce, que no tengamos mano para ello, que no seamos golosos ni nada por el estilo. Entre estas 101 recetas dulces para esta Navidad seguro que hay alguna que nos encaja a la perfección porque hemos cubierto todo tipo de elaboraciones. Desde los dulces más tradicionales de Navidad hasta las tartas más escandalosas, pasando por postres fáciles y rápidos, pequeños bocados para comer con los dedos o postres de cuchara. Los vamos a querer hacer todos.

Pequeños bocados dulces para comer con los dedos

Coquitos Coquitos

Vamos a empezar por esos pequeños bocados para comer con los dedos que siempre gustan a todos, sobre todo a quienes no tienen sitio en el estómago para mucho más pero no quieren renunciar a un poco de dulce. Perfectos para acompañar ese café o infusión de la sobremesa. Los coquitos son un clásico, al igual que los pasteles de boniato y anís, pero no son los únicos. Mirad qué otras maravillas tenemos para vosotros.

Marron glacé Marron glacé

Mousses y sorbetes ligeros y refrescantes

Mousse de Nutella Mousse de Nutella

Otras dos buenas opciones de dulces ligeros y refrescantes que sientan bien después de una comida o cena copiosa son los mousses y sorbetes. Los primeros son muy etéreos y, dependiendo del elemento principal, más o menos ligeros. Los segundos sientan muy bien al estómago por su frescor y por lo digestivos que resultan. Estas son nuestras recomendaciones.

Sorbete de mandarina Sorbete de mandarina

Postres individuales de cuchara

Crema de tiramisú Crema de tiramisú

En este apartado hemos incluido un poco de todo, postres con frutas, cremas de yogur, chocolate, postres de huevo, etc. Su denominador común es que se emplatan de manera individual, lo que facilita mucho el servicio, y se comen con cuchara. Son postres como mandan los cánones de esos que no nos vamos a querer perder ni locos. Los vemos.

Banofee en vaso Banofee en vaso

Dulces cremosos fáciles y rápidos

También con cuchara se comen estas cremas fáciles y rápidas que no tienen ciencia alguna y que están listas en un abrir y cerrar de ojos. Ideales para cuando no tenemos excesiva mano con los postres, ni tiempo que dedicarles, pero muchas ganas de salir airosos. Son cremas que llevan garantizado el éxito y por eso nos gustan tanto. Tomad nota.

Crema de yogur con puré de mango y lima Crema de yogur con puré de mango y lima
Crema de queso y fresa Crema de queso y fresa

Panna cotta o cómo quedar bien sin esfuerzo

panna cotta de nutella y vainilla Panna Cotta de Nutella y vainilla

La panna cotta es un postre tradicional italiano que nos hará quedar como reinas y reyes sin esfuerzo. Se elabora con nata líquida y frutos rojos, que aparecen en forma de salsa, coulis, crudos y troceados, en compota, caramelizados, etc. Eso no quita para que se pueda dar una vuelta de tuerca a la receta base y se altere el lácteo y el fruto con el que se acompañe. Nuestras ideas demuestra que todo es posible.

panna cotta de turrón de chocolate Panna cotta de turrón de chocolate

Tartas y pasteles para compartir

Tarta de chocolate blanco La mejor tarta de chocolate blanco que probarás jamás

En formato de mayor tamaño, para los que buscan una puesta en escena a lo grande que saben el impacto que causa llevar una tarta o pastel a la mesa, cualquiera de estas propuestas será un acierto a la hora de poner el broche de oro a las comidas y cenas de Navidad. Aquí encontramos recetas de todo tipo de dificultad, algunas muy sencillas, como la tarta de chocolate más fácil del mundo y otras más laboriosas como la tarta de queso mascarpone, pero todas merecedoras de un puesto en nuestras mesas.

Pastel de chocolate cremoso sin harina Pastel de chocolate cremoso sin harina

Dulces tradicionales de Navidad

Turrón de Alicante o turrón duro Turrón de Alicante o turrón duro

Dejamos los dulces tradicionales de Navidad para el final, pero no por ello les restamos importancia. Nada más lejos de la realidad. Son los protagonistas de las sobremesas de nuestras reuniones familiares y sin ellos sentimos que nos falta una parte importante de la celebración. Están siempre presentes, aunque a veces presentemos otras alternativas. Mejor si los hacemos en casa, aquí van unas cuantas propuestas.

mantecados de almendra Mantecados de almendra

En Cocinaderecetas | ¿Sin ideas para Nochebuena, Navidad y Nochevieja? Aquí tienes 101 recetas navideñas
En Cocinaderecetas | Recetas de Navidad

Galletas de miel, cacao y especias navideñas. Receta de Navidad

Precalentar el horno a 180ºC con ventilador y preparar un pan de bandejas con papel sulfurizado o engrasándolas con mantequilla.

Para la mezcla de especias casera, mezclar 1 cucharadita de jengibre molido, 1 y 1/2 cucharadita de canela molida, 1/2 cucharadita de anís estrellado molido, ½ cucharadita de pimienta de jamaica molida, 1/4 cucharadita de nuez moscada molida, 1/4 cucharadita de clavo molivo, 1/4 cucharadita de cardamomo molido. Se pueden sustituir ingredientes al gusto aumentando las cantidades de las demás especias o añadir otras como anís en grano, cilantro molido, etc.

Derretir a fuego lento la miel con la mantequilla y el azúcar, mezclando con suavidad hasta que esté todo integrado. Dejar enfriar un poco. Mezclar con unas varillas aparte la harina con la levadura, el cacao en polvo, la almendra molida, las especias y la sal. Añadir la otra preparación, el huevo y trabajar hasta tener una masa homogénea.

La masa debería ser húmeda pero no pegajosa, lisa y brillante, algo tibia todavía. Estirar sobre una superficie limpia dejando un grosor de unos 5-6 mm, recortar galletas y repartir en las bandejas. Hornear durante unos 10 minutos y enfriar sobre una rejilla.

Servir tal cual o cubiertas con un glaseado ligero de azúcar glasé con zumo de limón. Aguantan muy bien durante un par de semanas en un recipiente hermético, o incluso más, aunque empezarán a perder textura y aroma.

Galletas de Miel y Especias. Pasos

Con qué acompañar las galletas de miel

Estas galletas de miel, cacao y especias navideñas son perfectas para tener en una bonita bandeja junto al árbol de Navidad para ofrecer a las visitas o servir con el café o té en la merienda. Podríamos decorarlas con más esmero usando glasa real e incluso hacer un agujerito antes de de hornearlas para colgarlas en el árbol.

En Cocinaderecetas | Roscos de naranja. Receta de Navidad
En Cocinaderecetas | Galletas finas crujientísimas de almendra

Una vuelta al mundo en 29 dulces de Navidad tradicionales

Uno de los aspectos que más me apasionan de la gastronomía son las tradiciones de cada rincón del mundo, y las fiestas navideñas están llenas de ellas. El recetario goloso se multiplica y es difícil resistirse a probar las especialidades de otros lugares, así que hoy os proponemos una vuelta al mundo a través de 29 recetas de dulces de Navidad tradicionales. ¡Hay para todos los gustos!

A mí me encanta combinar en mis Navidades sabores tradicionales de mi familia murciana y suiza, y cada año sumo a la mesa alguna receta nueva típica de otros lares. Hay sobre todo muchísimas galletas y pequeños bocados, tan socorridos para regalar y ofrecer a los invitados, pero también panes dulces especiales muy simbólicos o postres para culminar las cenas. ¿Cuál os gusta más?

Bocaditos para regalar

Marron glacé

Empezamos con dulces en pequeño formato que no entran estrictamente en la categoría de galletas, pero que también son ideales para hacer un regalo. Por ejemplo, las elaboraciones con chocolate son muy socorridas en muchos países para estas fiestas, como demuestra el catálogo de las marcas que nos llega de las tiendas, pero caseras ganan muchos puntos.

Los bombones pueden dar algo más de trabajo, pero una buena alternativa son los típicos fudges en versión chocolateada. Estos caramelos blandos son muy típicos en la cultura anglosajona, y la receta de los chocolate fudges impresionará a todo el mundo por su aspecto profesional. ¿Mejor sin chocolate? Entonces probad la receta exprés de caramelos toffee, facilísima y perfecta para un regalo.

Galletas

Amaretti

En España no tenemos exactamente la misma tradición, pero en muchos otros países es típico lanzarse a hornear bandejas y bandejas de galletas de muchas variedades diferentes. En Suiza y Alemania es casi obligatorio, y el repertorio de recetas que existe puede marear un poco.

Aunque no tienen por qué tener un sabor o forma especialmente navideñas, sí hay algunas que con su aroma ya nos trasladan al ambiente festivo, sobre todo por el uso de las especias. Por eso se venden en los supermercados mezclas de especias, que nosotros podemos hacer caseras. Canela, jengibre, nuez moscada, clavo, anís, anís estrellado, coriandro, pimienta de jamaica, cardamomo… indundan la casa al salir del horno, como estas galletas de renos speculoos estupendas para hacer con niños.

Speculoos

Una de las recetas que me gusta utilizar en Navidad cuando hay que improvisar algo rápido son los biscotti italianos. La receta básica de cantucci, tan similar a los carquinyolis, no es necesariamente navideña pero nos permite jugar con ella cambiando los ingredientes o bañándolos en chocolate y frutos secos. Estos biscotti de higos y almendras son un delicioso ejemplo.

Panes dulces y bollería

Trenza

Nosotros tenemos el Roscón de Reyes, y en otros países tampoco faltan los panes dulces festivos para celebrar la Navidad. Siendo una celebración tan importante con tanta simbología, no es raro que muchos recetarios tradicionales incluyan un pan enriquecido con lácteos, azúcar, frutas, frutos secos o especias. Los bollitos suecos de Santa Lucía pueden ser los primeros para probar, ya que son típicos del día 13 de diciembre.

Otros postres

Jam tarts

Finalizamos este dulce tour navideño por el mundo con otras recetas golosas tradicionales que merece la pena probar en las fiestas. Por ejemplo, ¿por qué no combinar nuestro [ípico turrón de Jijona con la panna cotta italiana? Puede ser la guinda perfecta para la cena de Nochuebuena o Nochevieja. Si no os convence, hay otras opciones muy tentadoras.

Mince pies

Ya sé que vamos sobradísimos de recetas dulces para Navidad, pero si queréis probar algo diferente este año o buscáis una receta original para preparar regalos caseros, los dulces tradicionales internacionales son una gran apuesta. Y puesto que no son parte de nuestra tradición navideña, siempre podemos guardar las recetas para otro momento del año.

¿Tenéis un dulce tradicional favorito que se salga de los nuestros más típicos?

En Cocinaderecetas | 57 aperitivos y canapés sencillos y baratos
En Cocinaderecetas | Dulces de Navidad: 29 recetas clásicas que siempre triunfan

Bundt Cake de naranja, almendra y canela. Receta de postre, desayuno o merienda, ¿qué eliges?

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde grande tipo bundt cake, metálico y de anillo, con capacidad para unos 2 litros de masa. Engrasar y espolvorear con harina tamizada, sacudiendo el exceso.

Tamizar los ingredientes secos en un recipiente mediano, o mezclar directamente con unas varillas finas hasta que queden integrados y sin grumos.

Mezclar el azúcar con la ralladura de naranja, sin llegar a lo blanco del interior, apretujando con los dedos para aromatizarlo. Añadir la mantequilla troceada y batir con batidora de varillas durante un par de minutos. Debe quedar pálido y esponjoso.

Añadir los huevos uno a uno y una cucharada de zumo de naranja, batiendo después de cada adición. Incorporar la mezcla de harina y la nata, alternándolas y batiendo a velocidad baja después de cada adición, terminando con harina. Batir lo justo para que esté todo homogéneo y llenar el molde.

Hornear durante unos 40-50 minutos. Pinchar cuando lleve 40 minutos para comprobar que sale el palillo o brocheta manchado con algunas miguitas. Sacar y esperar unos 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla.

Bundt de Naranja. Pasos

Con qué acompañar el bundt cake

Este bundt cake de naranja, almendra y canela es compacto pero suave, perfecto tanto para tomar con el café de sobremesa como para un desayuno o merienda golosa. Para convertirlo en un postre de categoría yo lo serviría con yogur y frutos rojos, un poco de nata montada a la vainilla o compota de fruta casera. Tampoco hace mala pareja con una taza de chocolate caliente.

En Cocinaderecetas | Bundt Cake marmolado de chocolate con mermelada
En Cocinaderecetas | Bundt cake de doble chocolate. Receta de Martha Stewart

Panellets. Receta

Preparamos la masa base de los panellets que, como mencionado arriba, vamos a preparar de tres tipos: de almendra, de coco y de cacao. Para ello pelamos el boniato, lo troceamos y lo ponemos a hervir en un cacito. Cuando esté tierno lo retiramos del agua y lo escurrimos bien antes de chafar con un tenedor.

En un bol mezclamos uno de los huevos (reservamos el otro para pincelar) con el azúcar y la almendra molida. Añadimos el boniato chafado y mezclamos bien hasta obtener una pasta homogénea. Para obtener un buen resultado podemos trabajar la masa sobre la encimera hasta que esté todo bien mezclado.

Paso A Paso 1 Panellets

Cubrimos la masa con papel film y la dejamos reposar en la nevera durante seis horas. Transcurrido este tiempo, separamos la masa en tres partes iguales y a una de ellas le añadimos una cucharada de cacao en polvo, a otra una cucharada de coco rallado y la tercera la dejamos como está.

Con todas las masas formamos pequeñas bolas y las rebozamos de la siguiente manera: la masa de cacao la rebozamos en azúcar glas, la masa de coco la rebozamos en coco rallado y la masa de boniato la rebozamos en almendra (laminada, picada o en bastones).

Batimos el huevo que tenemos reservado y con la ayuda de un pincel de cocina pincelamos -solamente- cada uno de los panellets de almendra antes de colocarlos sobre una bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado junto con los otros dos tipos de panellets.

Paso A Paso 2 Panellets

Colocamos la bandeja en la parte central del horno y cocemos en horno pre-calentado a 180ºC durante 15 minutos aproximadamente o hasta que los panellets de almendras comiencen a dorarse (vigilando para no pasarnos y que se tuesten demasiado). Una vez listos los sacamos del horno y los dejamos enfriar completamente antes de pasarlos a la nevera.

Los panellets se comen fríos, es conveniente dejarlos reposar en un recipiente cerrado durante uno o dos días antes de su consumo. Ganan mucho en sabor y consistencia de un día para otro, así que merece la pena esperar para poder saborearlos en su mejor momento.

Con qué acompañar los panellets

Es tradición servir los panellets en la noche de Todos los Santos acompañados de castañas calientes y vino moscatel fresquito. Una verdadera delicia. Aunque si no sois de tradiciones, pues siempre los podéis degustar como acompañamiento del café de sobremesa o a media tarde con una taza de té.

En Cocinaderecetas | Recetas típicas del Día de todos los Santos
En Cocinaderecetas | Receta de crema de calabaza de Halloween

Cómo hacer las galletas araña más adorables de Halloween

Si tenemos un procesador de alimentos o trituradora, la masa estará lista en un periquete. También se puede hacer con batidora de varillas o a mano, aunque así podemos calentar demasiado los ingredientes si hace algo de calor en la cocina.

Cortar la mantequilla fría en cubitos pequeños y colocar en el procesador con la harina, la sal, el azúcar vainillado, el azúcar y el huevo. Triturar hasta tener una consistencia homogénea. Si el procesador es pequeño podemos dejar el huevo y el azúcar para el final.

Echar la masa a la superficie de trabajo limpia y terminar de trabajar con las manos hasta dejarla lisa. Debería ser suave y homogénea, casi nada pegajosa. Envolver en plástico film y dejar 30 minutos en la nevera. Si hace frío, quizá no haga ni falta el reposo.

Precalentar el horno a 180º C y preparar un par de bandejas con papel sulfurizado, o engrasarlas. Para hacer las arañas grandes necesitaremos porciones de unos 20 g de masa, aunque se pueden hacer un poco a ojo. Formar bolitas y distribuirlas en las bandejas, un poco separadas.

Aplanar con la mano para dejar forma de discos gruesos y, con el dedo, el extremo del mango de un cucharón de madera o un mazo de mortero pequeño, formar pequeños agujeros en el centro. Hornear durante unos 10 minutos, sacar con cuidado y repasar el agujero apretando con suavidad. Debe estar ajustado al diámetro de los bombones, aproximadamente.

Devolver al horno hast aque se hayan dorado, unos 10 minutos más. Esperar un poco antes de llevar las galletas a una rejilla. Podemos apovechar cuando siguen calientes para poner los bombones, así se derretirá un poco la base y se pegarán. Cuidado, si están muy calientes tendremos arañas derretidas. Llevar a la nevera para que se enfríe bien el chocolate.

Para terminar la decoración solo hace falta derretir una tableta de chocolate negro y, con ayuda de una manga pastelera o lápiz de repostería, pegar los ojos y dibujar las patitas, cuatro por cada lado. Si no tenemos ojos de azúcar podemos improvisarlos derritiendo también chocolate blanco. Hoy en día son fáciles de encontrar, y más por estas fechas, en tiendas especializadas de repostería físicas o virtuales. Algunos ejemplos son María Lunarillos, Megasilvita, Comercial Mínguez, o Amazon.

Galletas Araña. Pasos

Con qué acompañar las galletas araña

Estas adorables pero irresistibles galletas araña son perfectas para una casa con peques en Halloween, si montamos una fiesta o simplemente si tenemos invitados y queremos darles una dulce sorpresa. Son estupendas para regalar o sacar en una bandeja vistosa a la hora del café.

En Cocinaderecetas | Arañas cupcakes. Receta de Halloween
En Cocinaderecetas | Monstruitos de chocolate. Receta fácil de Halloween

Nuestra receta de la trenza de hojaldre de Mercadona

Comenzaremos preparando la masa de la trenza. Para eso en un bol mezclamos el agua y la levadura. En otro recipiente ponemos la harina y le añadimos la sal, la crema fraiche y el azúcar. Vamos añadiendo poco apoco el agua con la levadura. Trabajamos con las manos hasta obtener una masa elástica que no se pegue a las paredes del bol. Su textura debe de ser homogénea y lisa. Cubrimos con film y dejamos toda una noche en la nevera.

Al día siguiente colocamos la bola de masa en una superficie de trabajo enharinada, le hacemos con un cuchillo en la superficie una cruz y la estiramos dejándola como de casi un centímetro de espesor dejándole unas lengüetas de masa para envolver la mantequilla como si fuese un paquete.

Con un rodillo preparamos un cuadrado de mantequilla, que lo colocamos en el centro de la cruz de masa y seguidamente lo taparemos. Envolvemos la mantequilla sin que se monten las solapas de masa que deben de quedar enfrentadas. Primero el lado izquierdo, segundo el derecho, tercero la lengueta de abajo y por último la de arriba, presionamos bien para que se pegue la masa a la mantequilla.

Estiramos esta masa a unos 50 centímetros de largo por 20 de ancho, y hacemos una vuelta plegando el rectángulo en tres partes a lo largo, como si fuera un sobre. La primera vuelta está realizada. Girar la masa un cuarto y realizar la misma operación. De nuevo un rectángulo y de nuevo esa doblez en tres como un sobre. La última vuelta ya está realizada. Envolvemos con papel film y dejamos una hora en la nevera.

Mientras preparamos la crema de yema. Para eso hacemos un almíbar con el agua y el azúcar en un cacito. Cocemos durante cinco minutos y retiramos del fuego. En otro cazo mezclamos las yemas con la maicena y removemos bien con unas varillas.

Imagen Picmonkey 10

Ponemos el cazo con las yemas al fuego, y vamos añadiendo el almíbar poco a poco para que vaya cayendo como un hilo. Removemos con las varillas hasta que espese. Retiramos del fuego y lo enfriamos rápidamente metiendo el cacito en un bol con agua muy fría y unos cubitos de hielo.

Estiramos la masa en forma de rectángulo hasta dejarla más o menos fina. Cortamos a la mitad por su parte larga, para hacer dos trenzas. Una vez estirada untamos con la crema de yema y por encima de cada lámina ponemos las pasas, las nueces y unas almendras troceadas.

trenza mercadona

Enroscamos la masa por su parte más larga, apretando bien y con un cuchillo bien afilado cortamos el cilindro a la mitad. Enroscando las dos partes con cuidado para formar la trenza. Repetimos la operación con la otra trenza. Sellamos un poco las esquinas para que no abran demasiado y las colocamos en una bandeja para horno forrada de papel de hornear.

Dejamos levar hasta que doblen su volumen, tapadas, unas dos o tres horas o toda la noche en la nevera. Precalentamos el horno a 160 grados y las pintamos las trenzas con huevo batido y una pizca de sal. Horneamos durante 30 minutos.

Justo 10 minutos antes de que salgan las trenzas del horno preparamos la glasa para echarles por encima. En un cacito ponemos todo a calentar y lo dejamos hervir cinco minutos. Cuando salgan del horno pintamos con el almíbar en caliente.

Con qué acompañar nuestra trenza de hojaldre de Mercadona

Nuestra receta de la trenza de hojaldre de Mercadona da lugar a una bollería hojaldrada tierna y suave que se deshace en la boca y está llena de sabor. Simplemente unos buenos vasos de leche y una mesa con la familia, es lo que necesitamos para disfrutar de esta especialidad tradicional, pero en este caso hecha por nosotros mismos y con todo el sabor de los dulces caseros.

En Directo al paladar | Bizcocho de leche condensada. Receta
En Cocinaderecetas | La mejor tarta de chocolate blanco que probarás jamás

Tarta de queso y chocolate. Receta golosa

Precalentar el horno a 175º y preparar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro o uno rectangular/cuadrado de aproximadamente el mismo tamaño. Podemos engrasarlo o cubrirlo con papel sulfurizado de hornear.

Separar las claras de las yemas de los huevos y reservarlas aparte. Derretir el chocolate al baño maría o en el microondas, vigilando bien a intervalos cortos, hasta dejarlo homogéneo y cremoso. Templar un poco hasta que no nos queme al tacto.

Batir las yemas con el azúcar, la sal y la vainilla en un recipiente mediano, hasta que espesen. Añadir el queso y la maizena, batir un poco más e incorporar el chocolate derretido, mezclando suavemente. Agregar los chips de chocolate, si se usan.

Batir aparte las claras de huevo hasta montarlas (con las varillas bien limpias) y añadirlas, mezclando con movimientos envolventes. Verter en el molde, igualando la superficie con una espátula, y hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Esperar a que se enfríe antes de desmoldar y decorar con cacao en polvo tamizado, unas escamas de sal y/o azúcar glasé también tamizado.

Tarta de Queso y Chocolate. Pasos

Con qué acompañar la tarta de queso y chocolate

No sabría decir si es mejor probar la tarta de queso y chocolate todavía tibia, del tiempo o fría tras reposar en la nevera. Cada forma tiene matices diferentes y todas me gustan, aunque sí diría que el reposo le va bien para asentar los sabores. Es una tarta perfecta para compartir de postre o merienda, en fin de semana con amigos en casa, junto con helado o fruta fresca de temporada.

En Cocinaderecetas | Tarta de queso ligera: es una tarta, sí, pero la que menos pesa de todas
En Cocinaderecetas | Tarta de queso con dulce de membrillo y pomelo. Receta de postre

Rosca fría de melocotón. Receta de postre con Thermomix

Colocamos la mariposa en las cuchillas. Ponemos la nata en el vaso y, sin programar tiempo, programamos vel 3 hasta que esté montada (con cuidado de no pasarnos). Retiramos la mariposa, ponemos la nata montada en un bol y la reservamos en el frigorífico.

Escurrimos los melocotones, reservando el almíbar. Cortamos 3 mitades de melocotón en láminas y las reservamos para decorar el pastel. Ponemos en el vaso el resto de los melocotones y trituramos 30 seg/vel 8. Añadimos la nata montada y mezclamos 5 seg/vel 3. Retiramos a un bol y guardamos en la nevera.

Ponemos en el vaso el almíbar reservado y lo calentamos 4 min/100º/vel cuchara. Añadimos la gelatina y mezclamos 2 min/vel 3. Vertemos en un bol y dejamos templar unos 15 minutos.

Cubrimos el fondo de un molde de corona con las láminas de melocotón. Mezclamos delicadamente la gelatina con la nata y vertemos la mezcla en el molde reservado. Tapamos con papel de plata y guardamos en la nevera al menos 4 y 1/2 horas, mejor toda la noche.

Paso A Paso

Con qué acompañar la rosca fría de melocotón

Esta rosca fría de melocotón puede acompañarse con una bola de helado de vuestro sabor preferido, aunque lo cierto es que sola está también muy buena. Si podéis dejarla reposar dentro de la nevera toda la noche, mucho mejor. Se desmoldará fácilmente si pasáis el molde por agua caliente, con cuidado.

En Cocinaderecetas | Receta fácil de flan cremoso de melocotón, una forma diferente de comer fruta en verano

En Cocinaderecetas | Helado ligero de melocotón y queso fresco. Receta